Carolina Miller

    Share

    Carolina Miller

    Posts : 2
    Join date : 20/05/2010

    Carolina Miller

    Post  Carolina Miller on Thu May 20, 2010 12:29 am

    Ojos de perro siberiano se trata de una novela que transcurre durante un año y ocho meses aproximadamente, en donde el tema se trata de el SIDA del hermano de un chico.
    Un chico 10 años a punto de cumplir los 11 descubre que su hermano, Ezequiel, está enfermo de sida, “-¿Por qué los viejos están tan enojados con vos?- Pregunté rápidamente y casi sin respirar. –Porque tengo SIDA- contestó.” Pág. 32. Tras un día volver de la casa de Mariano, el mejor amigo del chico, “Con Mariano estuvimos juntos desde el jardín de infantes, durante casi todo el colegio primario nos sentamos juntos, íbamos al mismo club.” Pág. 19, encuentra en el despacho de su padre a Ezequiel, a su madre y a su padre en una escena incómoda “Iba caminando hacia mi cuarto y al pasar frente a la puerta del despacho de mi padre escuché la voz de Ezequiel, abrí la puerta para saludar y vi a mi madre con la cara entre las manos, levantó la vista al oír la puerta y tenía los ojos llenos de lágrimas.” Pág. 20, luego al ir a su cuarto llama a Mariano y le cuenta lo sucedido, él le dice que se mandó una macana otra vez, “-Me parece que tu hermano la cagó otra vez” Pág. 21, ya que la primera había pasado cuando Ezequiel embarazó a su novia, esto se lo enteraron por la hermana de Mariano, Florencia. “Florencia siempre ha sido buena para los negocios.” Pág.24. Al otro día en el desayuno no hablaron nada, “Ya lo dije, no pregunté nada. Valoraba lo suficiente mi pequeña vida como para desafiar a mi padre.” Pág. 26.Ante la duda el chico decidió ir a la casa de su hermano y preguntarle por qué los padres estaban enojados con él, y así lo hizo. Para llegar a la casa se tomó un colectivo hasta Palermo, y como él vivía en San Isidro, “Nosotros vivimos en San Isidro…” Pág. 12, “Entonces me dispuse a hacer un viaje, un viaje en el 60, un viaje en colectivo. De San Isidro a Palermo. Un viaje de 40 minutos.” Pág. 27. Así al llegar a la casa del hermano le preguntó qué pasaba y al enterarse le cambió la vida. “Aquella tarde, después de bajarme del colectivo, me quedé dando vueltas por el barrio. Mi barrio, en el que había vivido toda mi vida, me parecía distinto.” Pág. 33. Al otro día luego de llegar de la escuela jugó con el padre al ajedrez y escuchó música clásica obligado por el padre. “Me obligaba a hacer deportes, a jugar al ajedrez y me sometía a largas sesiones de música clásica” Pág. 41.
    A las dos semanas la abuela del chico fue a visitarlos a la casa “Ella vivía en el campo...” Pág. 45, y luego del almuerzo el chico y su abuela hablaron y la abuela le dijo que sabía de su visita a Ezequiel y que estaba feliz por ello pero él le dijo que no creía volver a hacerlo.
    Cuando se fue la abuela él se quedó dando vueltas Ens. Pieza hasta que decidió ir a buscar un libro, allí preguntó por Clara “… le debía el haberme hecho lector.” Pág. 53 al no estar en la librería empezó a revisar cuentos y un instnte luego se vió corriendo hasta el río. Allí comenzó a pensar y a pensar “Pero, ¿qué es lo correcto? Indudablemente obedecer a mis padres. Ellos hacen lo mejor por mí.” Pág. 56.
    La semana siguiente realizaron el cumpleaños nº 11 del chico en el que al final de la fiesta aparece su hermano con un CD de regalo “Brothers in arms”. Cuando se fueron todos los invitados Luego de escuchar el CD Ezequiel le ofreció a el chico ir a la cancha con él. Así paso que en una jugada de ajedrez con el padre que le preguntó si podía ir, el padre le dio permiso. El domingo el padre y el chico fueron a Palermo y el chico se quedó con Ezequiel y el padre se fue. Ellos fueron a la cancha, “En un momento cerré los ojos para poder sentirlo todo sólo con el cuerpo, sin la mirada que siempre influye en las sensaciones. Los gritos y el cemento vibrado bajo mis pies.” Pág. 66, y al volver de la cancha él estaba feliz aunque el partido hubiera quedado 0 a 0. “-Si Racing sigue jugando así, me voy a morir sin verlo salir campeón –dijo Ezequiel…Ezequiel me revolvió el pelo con su mano. Debe haber visto mi expresión y se rió a carcajadas. –No tenés que ser tan literal. Si Racing sigue jugando así, vos también te vas a morir sin verlo salir campeón.” Pág. 67. Cuando llegó a su casa el padre habló con él y le prohibió ver a su hermano “Lo que dijo mi padre ese domingo, que hasta ese momento para mí había sido magnífico fue más o menos lo siguiente. Primero: No dejaba de sorprenderlo mi repentino interés por el fútbol, eso demostraba que él me había descuidado, cosa que no volvería a pasar. Pero bueno, él me había inculcado el amor por los deportes y no se opondría a mi pasión, desde ese momento iríamos juntos a la cancha cada vez que yo quisiera, obviamente a platea, que es donde va la gente decente y no a la tribuna popular, como habíamos ido Ezequiel y yo, que es a donde van los vándalos. Segundo: Mi relación con Ezequiel. Dado que yo nunca había manifestado interés en relacionarme con mi hermano, mi padre sostuvo que era mejor continuar así. Como regalo de cumpleaños era bastante simpático un compact-disc de música moderna y un viaje en colectivo hasta Avellaneda para ver fútbol, pero que nuestra relación terminaba allí. Que no era sano para un niño de 11 años andar por ahí con un adulto de 24, por más que éste fuera su hermano. Tercero: Él entendía que yo estaba por ingresar a la pubertad, que mi cuerpo estaba empezando a cambiar, y tal vez tenía alguna duda o pregunta que hacer. Si era por eso, tenía que confiar en él, después de todo era mi padre, me había dado la vida, me había educado. Y cuarto: En cuanto a Ezequiel, me prohibía volver a verlo fuera del ámbito familiar. Todo esto por supuesto era por mi bien y más adelante se lo agradecería.” Pág. 68 y 69. Así no lo volvió a ver durante meses hasta llegar diciembre donde fue a la casa del chico para almorzar y hablar de las fiestas, tenían planificado pasar las fiestas en la casa de la abuela. Luego él y Mariano se pasaron una tarde despidiéndose ya que era la primera temporada de vacaciones que no iban a pasar juntos y luego de hablar mucho el chico le contó de la enfermedad de Ezequiel a su amigo quien al escucharlo saludó y se fue a su casa.
    En la fiesta de Navidad ya en el campo llegaron los tíos y Ezequiel. Pasó el verano llegando marzo y las clases; Mariano pasó y lo saludo con un “hola” de la mano de María Eugenia, “…María Eugenia, una compañera nuestra desde el jardín de infantes…” así quedó separada la relación entre el chico y Mariano.
    Luego de unos meses el chico vio que lo mejor era cambiarse de escuela, al Nacional “Gracias a eso tomé la mejor decisión, la más adulta que he tomado en mi vida. Cambiarme de colegio” Pág. 86
    En julio Ezequiel tuvo su primera crisis, y como tenía que hacer caminatas iba a buscar a el chico a la salida de la escuela con Sacha. Eso les daba tiempo para hablar. Así lo hicieron varias semanas hasta la segunda crisis de Ezequiel, luego comenzó otra vez y la última vez que fue a buscarlo a la puerta de la escuela fue en noviembre, una tarde en la que comenzó a llover. Luego llegó fin de año nuevamente y Ezequiel, “Al llegar Ezequiel, sólo con verlo, me di cuenta de que hay cosas que no se pueden prever. Había adelgazado mucho desde la última vez que estuvimos juntos, poco más que un mes atrás, su mirada no tenía brillo, se lo veía débil. Y él lo sabía” Pág. 109 y 110. Después de las fiestas el chico no volvió a ver a su hermano hasta marzo. Un día fue a la casa del hermano y le contó sobre la chica que le gustaba, Natalia, “Era una compañera de taller de periodismo del colegio. A mí me fascinaba. No sólo era bella,…, era inteligente e irreverente. Tan distinta a todas las chicas que había conocido hasta entonces.” Pág. 117
    Un día antes de cumplir los 13 fue a la casa de su hermano ya que él se lo había pedido, en la visita Ezequiel tocó el chelo a su versión “La versión de Ezequiel era puro sentimiento.” Pág. 120. Luego de eso Ezequiel estaría con momentos de lucidez y momentos de delirio.
    El día de la muerte el chico había ido a verlo a su casa recostado en la cama le agarró la mano y así dijo unas palabras, cerró los ojos y no los volvió a abrir.
    Tras la muerte la familia del chico se convirtió en una familia de fantasmas hasta volver a la normalidad. El chico al terminar la secundaria iba a ir a Estado Unidos a estudiar a una universidad. En la que la noche anterior escribe su historia de lo que vivió durante esos años.



    Querido Nadie es una novela en la que cuenta la vida de una pareja de adolescentes donde el tema de la novela es los conflictos que trae un embarazo en un adolescente “Helen y yo nos acariciamos como nunca hasta entonces e hicimos el amor.” Pág. 9, transcurriendo durante nueve meses aproximadamente, “ El pasado enero,…”Pág. 9, “No había pensado una sola vez en ti.”Pág. 164, “Noviembre” Pág. 165.
    Chris y Helen, ayudante “…se levantó para ayudar a su madre a descargar detergentes y zumo de pomelo no azucarado.” Pág. 10, Estudiosa “Helen estaría ahora sentada en su habitación, estudiando matemáticas, con los libros esparcidos a su alrededor…” Pág. 15, tiene buen humor “No acostumbra a estar de mal humor.” Pág. 22, confusa “A veces no lograba entenderla” Pág. 26, dependiente “Sabes muy bien que no eres mi dueño por lo que hicimos juntos…Después de todo, no tienes ningún derecho sobre mí” Pág. 27, cumplidora “Sólo he venido porque habíamos quedado” Pág. 28, obediente “Helen suspiró e hizo lo que le mandaban” Pág. 30, trabajadora “Aunque era verdad que trabajaba mucho. Sus padres siempre habían procurado que fuera así” Pág. 34, le gusta la música clásica “Me gusta toda la música ultramoderna y supongo que Bach también es moderno para la gente de mi edad” Pág. 52, seria “En realidad es un apersona muy seria, como su padre…” Pág. 88, que vivían en la ciudad de Sheffield. Un día en la habitación de la casa de Helen se descuidan y hacen el amor, “Yo estaba en la casa de Helen…” pág. 9 “Helen y yo nos acariciamos como nunca hasta entonces e hicimos el amor” pág. 9, quedando ella embarazada. Tras la angustia no sabe qué hacer estaba de mal humor, y eso generó conflictos entre ellos dos.
    Ruthlyn, la mejor amiga de Helen, “es de esas chicas a las que le gusta poner en aprietos a la gente.” Pág. 26, es amorosa “Uno de sus hermanos pequeños acudió corriendo y ella le cogió en brazos con una sonrisa.” Pág. 38, también discreta “es demasiado discreta para preguntarme abiertamente 48, les había dicho que vallan a su casa en el cumpleaños de la madre de ella, Coral, “…era una mujer gigantesca y amable llamada Coral. Tenía una voz dulzona como la melaza.” “El acento de coral era puro jamaicano” “…tierna y amable. Nunca deja de hablar o de cantar si está de buen humor” Pág. 38Allí podrían hablar.
    Chris al llegar preguntó por Helen quien estaba en el cuarto de su mejor amiga. Él subió a verla, ella estaba llorando, Ruthlyn decidió dejarlos solos. Allí ella le dio una carta a Chris: esta iba dirigida a Querido Nadie, en la que decía que no lo quería y que no podía contárselo a su mejor amiga ni a su madre, pero si a su novio, Chris. “Embarazada, ¿y si estoy embarazada?... No puedo decírselo a nadie. No puedo decírselo a Ruthlyn. No puedo decírselo a mi madre. Tú eres sólo una sombra. Eres solamente un susurro. Eres un grifo que gotea noche y día. Pero por fin, por fin, se lo he dicho a Chris. Quizá eso haga que te vayas.” Pág. 40 Así Helen va a una clínica y al salir va con Chris a pasear, ellos ríen al pensar que puede ser una confusión pero a los pocos días todo vuelve como antes, con la misma preocupación, solo que ella está diferente, molesta “Me he puesto mi vestido favorito, me lo he quitado…No me conozco. Me siento desesperadamente sola.” Pág. 46 y 47. Helen un día va a ver a su abuelo, “hablaba con franqueza…” Pág. 46, él siempre la escucha, tal vez así Helen se sienta más aliviada. En la casa también esta su abuela, que parece absorbida en su mundo. Fue sola a una clínica de planificación familiar, pero estaba desesperada para quedarse.
    Chris fue con su Tío Tom, aventurero “Él se colgaba como un araña…” Pág. 45, era presumido “Tom subía y bajaba por ella y daba gritos presumiendo” Pág. 49, “se cree el tío más guapo del mundo” Pág. 49 “¡Y qué dientes tienes cuando sonríes!” Pág. 49, deportista “voy a correr a Francia este verano” Pág.50, fueron a escalar y allí después de escalar le escribió una carta a su madre Joan, es cuidadosa, amorosa “Mi madre era alguien que me leía cuentos por la noche y me llevaba de la mano al cruzar la calle.” Pág. 21 y 22, tenía letra horrible “Realmente, la letra era horrible, y yo tenía que adivinar la mayor parte de las palabras.” Pág. 24, era fotógrafo profesional “No sé si sabes que soy fotógrafo profesional.” Pág. 24, es bonita “La madre de Chris fuma…De hecho apesta. Es realmente bonita, pero apesta” “…pelo corto como un chico y sus enormes ojos negros.” Pag.91, “Tenía una voz agradable” Pág. 96, respondiéndole.
    Mientras Helen había decidido ir a la farmacia a comprar un test de embarazo…dio negativo “He sacado la varilla, y no tenía la punta coloreada. La tenía blanca. He leído las instrucciones otra vez. Si la punta está rosa, estás embarazada. No estoy embarazada. Tú no existes. No eres nadie.” Pág. 52. Luego de eso fue al ensayo de música y estaba tan feliz que comenzó a hablar en voz alta “…he dicho en voz alta, y todos los estudiantes de música me han mirado ceñudos.” Pág. 53.
    Fue a la casa de Chris, él no estaba, estaba su padre. Han ido al sótano, y ella se comenzó a hacerse débil y se desmayó. Chris en ese momento estaba llegando a su casa con una nueva carta de su madre y había llegado cuando su padre estaba haciendo entrar a su tía Jill. Cuando Helen volvió en si Chris estaba al lado suyo, que luego de un rato la acompañaron a su casa.
    Helen volvió a comprar otro test de embarazo leyendo bien las instrucciones, este dio positivo. “He sacado el palito, y antes de mirarlo ya sabía de qué color era. Rosa. Positivo. Jueves negativo, sábado positivo.” Pág. 58. Luego de lavarlo decidió contárselo a su madre Alice quien era desconforme con Chris “Por Dios Chris, le quitas demasiado tiempo. Ya tiene bastante quehacer con el instituto” Pág.31, solo que no pudo ya que tenía que verse con Chris en la plaza a las 12. Helen le contó sobre los test de embarazo y le confirmó que sí estaba embarazada.
    Al otro día fue con el auto de su padre llamado Ted Garton, quien toca el piano “…se puso a tocar el piano” Pág. 29, a montar a caballo. Iban a hacer un paseo a caballo. Ella montó un caballo tordo llamado Nab, necesitaba ir a la cabeza, ella estaba segura de sí misma, esto lo hacía por Chris. Llegado el momento decidió que lo debía hacer: “Había llegado el momento. He apretado con las rodillas y los pies la panza de Nab, que ha empezado a alargar el paso. Llevaba la cabeza levantada y echaba las patas hacia delante, para entrar en un medio galope y después en un galope regular que golpeaba la tierra con fuerza. Yo iba agachada, pegada a la silla. He soltado las riendas y lo he dejado a su aire seco. Éramos una sola mente. Y mi estómago se revolvía como un bote en la marea.” Pág. 64. Helen quería abortar. En el momento en que ella no lo podía controlar más llega una mujer alcanzando a su caballo y los hace frenar, Helen se deja caer y la mujer la ayuda decidiendo que regresa con ella. Ya de regreso y luego de haberse bañado Helen se da cuenta que la mujer es la tía de Chris, Jill.
    Al otro día Jill llamó a su sobrino diciéndole que valla para allá en bicicleta, y cuando llegó la tía le dijo lo que había hecho Helen y le dijo que ha podido matarse. La tía percibe lo que pasa entre ellos y decide contarles algo que nadie más que ella: en el año en que Mac la dejó lo último que hizo por ella fue dejarla embarazada, como no lo quería realizó un aborto.
    Helen llegó a su casa, su padre y su hermano se habían ido y ella quedaba sola con su madre, que la persiguió hasta su habitación y le comenzó a hablar de lo que se imaginaba “Me lo imagino, sí. Habría preferido oírtelo a ti, pero me lo imagino. ¿Cuántas veces lo has hecho, por amor de Dios?” Pág. 73 así fue como la madre se enteró
    El lunes por la mañana la madre la llevó al médico quien recomendaba que si quería hacerse un aborto lo debería hacer rápido, así la madre estuvo de acuerdo con esto, los siguientes días Helen estuvo en cama dolorida esperando el fin de semana. La madre de Helen le había prohibido a Chris ver a Helen diciendo que era lo mejor y que ella se operaría. En la clínica a punto de operarla ella quiere hablar con Chris y la enfermera va a buscar a alguien para que hable, pero cuando se va Helen se escapa yendo a su casa y luego a la biblioteca donde trabaja su padre, allí se lo confesó, “no hemos estado en la casa de tía Pat. Voy a tener un niño.” Pág. 82. Y luego a ver a Chris quien al verla se puso pálido. La madre al verla le dijo:”Me has fallado, Helen.” Pág. 85.
    Luego de eso no los dejaron verse más terminantemente y los padres de Helen después de lo sucedido en la cínica habían ido a hablar con el padre de Chris, Alan Marshall, inimaginable “Decía que no tengo imaginación” Pág. 17, alfarero “Papá cogió dos tazones del aparador. Los había hecho él mismo en el sótano. Un día decidió dejar el trabajo y ganarse la vida como alfarero” Pág. 19, “amable, bondadoso y reflexivo” Pág. 99, así se lo enteró él, por medio de los padres de Helen.
    Desde allí Helen y Chris procuraron estar mucho tiempo junto. El 15 de mayo decidieron verse a escondidas en la estación del tren. Iban a visitar a Joan, la madre de Chris. En la casa de Joan, quien estaba con Don, tenía mucho pelo”barba canosa.” Pág.91, “Tiene las piernas muy peludas” Pág. 92, comieron sopa de lentejas y hablaron del instituto, del hermano de Chris, del gato y del embarazo de Helen, que hasta entonces Joan no lo sabía. Allí ella le contó porqué se fue con Don abandonado a su padre, a su hermano y a él. Terminado el día Helen y Chis volvieron en tren callados los dos pensando en qué harían.
    En junio llegaron los exámenes. El 6 de junio el bebé se movió dentro de la panza de Helen, y su cuerpo estaba cambiando de forma, “Mi cintura ha desaparecido ya, y mi barriga se está redondeando. Sólo un poco, aún puedo ocultarlo con camisetas anchas.” Pág. 105. Helen decide dejar a Chris después de que pasen lo exámenes, ya que no se siente preparada para pasar el resto de su vida con él “No estoy preparada para un para siempre. No estoy preparada para él, y él no está preparado para mí.” Pág.106 Helen fue con Robbie a la casa de sus abuelos para decirles de su embarazo, pero cuando estaban comiendo los sanguchitos la abuela se le adelanta “¿Para cuándo esperas el bebé?” Pág. 110 y el abuelo extrañado al no entender le pregunta a Helen si es verdad y ella responde que sí.
    Luego de los exámenes Chris y Tom fueron a andar en bicicleta y charlaron del futuro y de ir a Francia.
    En el baile, Chris la miraba sólo a ella, “…pero yo sólo miraba a Helen.” Pág. 112, pero al terminar el baile Helen le dijo lo que tenía que decirle.
    Él le comenzó a mandar cartas todos los días pero ella no contestaba, así ella pretendía salir de la vida de Chris. Más tarde él aceptó la oferta del tío de ir a Francia. Unos pocos días después partieron hacia Francia.
    Helen después de estar embarazada de 6 meses quería tener a su hijo y no iba a dejar que nada lo impidiera. Helen pudo hablar con su abuela y saber cosas que nunca se hubiera imaginado.
    Chris y Tom conocieron a dos chicas galesas, Bryn “Bryn la pequeña, era morena” Pág. 127, y Menai, esto hace que Chris consiga, por momentos, olvidarse de su vieja relación con Helen. Al final de las vacaciones, después de tener una gran amistad, Bryn y Chris inician una breve relación. Chris le cuenta si historia con Helen y al terminarla Bryn comienza a besarlo.
    En Sheffield, Helen sigue pasando la mayor parte de su tiempo en casa de sus abuelos, y la relación con su madre mejoró.
    Chris, viviendo un tiempo en Sheffield, recibe la inesperada visita de Bryn, están “jugando” en la calle cuando ven a Helen y a Ruthlyn. A Chris le empieza a retumbar la cabeza y decide romper toda relación con Bryn.
    Robbie, el hermano de Chris, va a casa de Helen para ofrecerle su ayuda. Ella sólo le pide que dé a Chris todas las cartas que ella escribió durante el tiempo que estuvo embarazada. Cuando Chris abre el paquete y ve las cartas sale corriendo hacia el hospital “El niño está a punto de nacer” Pág. 163. Cuando ve a Amy “Vi algo muy pequeño, con una cara enrojecida y arrugada, que dormía y respiraba…” Pág. 164, su hija, no sabe cómo reaccionar, había dedicado todo su tiempo, pensamientos y sueños a Helen, no se había parado a pensar en ella. Cuando la ve se siente débil y se esconde de ella, “…tuve que confesarme que durante todos aquellos meses no había pensado una sola vez en ti. No eras nadie. Era en Helen en quien yo pensaba día y noche, noche y día.” Pág. 164.

      Current date/time is Mon Dec 05, 2016 9:48 pm