EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA

    Share

    JeanetteMaldonadoV.

    Posts : 1
    Join date : 21/05/2011

    EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA

    Post  JeanetteMaldonadoV. on Fri Jun 10, 2011 12:40 am

    EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA tiene como mayor protagonista al tema del AMOR, y subsiguientemente al tiempo y a la muerte. Yo decidí basar mi ensayo en la primera.
    Este amor es experimentado de manera muy distintas por cada uno de sus tres personajes, historias de amor, de desamor, de obsesión y el amor carnal.



    A finales de 1800, en una ciudad portuaria del Caribe. Un joven empleado de la oficina de telégrafo llamado Florentino Ariza cae delirantemente enamorado de Fermina Daza, luego de ir a entregarle un telégrafo al padre de la misma. Cabe destacar que ese primer flechazo solo lo recibió Florentino y por el otro lado Fermina no había sentido tal cosa, ni siquiera cuando había recibido la primera carta que afectó de una manera inimaginable a Florentino.
    Pero mas tarde sabiendo las pretensiones de aquel muchacho y alentada por su tía ambos acabarían por empezar una relación poco tradicional.
    Empezaron una su relación a través de cartas, que iban escondiendo en cada rinconcito del pueblo.
    Hasta el día en que una monja descubrió a Fermina y rápidamente mando a llamar a su padre.
    Cuando Lorenzo Daza se entera de tal pretendiente decide cortar la relación enviando a su hija a estar un largo tiempo en la casa de otros familiares. Lorenzo Daza tenia ambiciones para con su hija, quería que sea una gran mujer, por lo que no podía estar con un humilde telegrafista (eso es lo único que supo del muchacho, que ni lo reconoció el día que fue a enfrentarlo).
    Florentino sintió un dolor insostenible por el alejamiento de su amada, le había propuesto casamiento , ella acepto y ahora los separaban las diferencias sociales. Por eso y más hizo todo lo posible para comunicarse con ella gracias a su trabajo, y ella también participo en aquella misión fatal.
    Pero el día que Fermina regresó a su pueblo, se le cae la imagen que había construido de Florentino, no era lo que había imaginado por tanto tiempo y decide ponerle fin a esa relación que tan feliz la había hecho, diciendo que todo lo que había pasado entre ellos una ilusión.
    Florentino nunca mas conto con otra oportunidad de ver a solas a Fermina, a pesar de haber tenido tantos encuentros como para hacerlo, hasta cincuenta y un años y nueve meses y cuatro días después, cuando le reitero su juramento de amor eterno su primera noche como viuda.


    [La había visto por primera vez una tarde en que Lotario Thugut lo encargo de llevar un telegrama a alguien sin domicilio conocido que se llamaba Lorenzo Daza [...] no era muy conocido en la ciudad porque había llegado hacia menos de dos años y no era hombre de muchos amigos]85
    [[...] pero esta vez supo Florentino Ariza que había alguien más en la casa [...] pero la niña levanto la vista para ver quién pasaba por la ventana, y esa mirada casual fue el origen de un cataclismo de amor que medio siglo después aún no había terminado] 84
    [Buscando el modo de entregar la carta [....]] 88
    [Después, cuando lo vieron también los domingos a la salida de la misa, la tía acabo de convencerse de que tantos encuentros no podían ser casuales[...]
    la tía Escolástica Daza tenía un instinto de la vida y una vocación de complicidad que eran sus mejores virtudes, y la sola idea de que un hombre se interesara por la sobrina le causaba una emoción irresistible. Sin embargo, Fermina Daza estaba todavía a salvo hasta de la simple curiosidad del amor, y lo único que le aspiraba florentino Ariza era un poco de lástima, porque le pareció que estaba enfermo] 90
    [De pronto, una tarde de finales de enero, la tía puso la labor en la silla y dejó sola a su sobrina[...]Animado por la suposición irreflexiva de que aquella había sido una oportunidad concertada, Florentino Ariza atravesó la calle y se plantó frente a Fermina Daza[...]Le habló con la cabeza alzada y con una determinación que sólo volvería a tener medio siglo después, y por la misma causa]93
    [Cuando Florentino Ariza la vió por primera vez, su madre lo había descubierto desde antes de que él se lo contara, porque perdió el habla y el apetito y se pasaba las noches en claro dando vueltas en la cama. Pero cuando empezó a esperar la respuesta a su primera carta, la ansiedad se le complicó con cagantinas
    y vómitos verdes , perdió el sentido de la orientación y sufría desmayos repentinos, y su madre se aterrorizó porque su estado no se parecía a los desordenes
    del amor sino a los estragos del cólera] 95
    [[...] se sorprendió pensando en Florentino Ariza con más frecuencia y mas interés de lo que quería permitirse [...]Así termino pensando en el como nunca se hubiera
    imaginado que se podía pensar en alguien[...]]105
    [Después de la primera carta, que llevo a la oficina del telégrafo [...] había permitido el intercambio de mensajes casi diarios en encuentros callejeros
    que parecían casuales , pero no tuvo valor para patrocinar una conversación[...]al cabo de tres meses comprendió que la sobrina no estaba a merced de una
    ventolera juvenil, como le pareció al principio, y que su propia vida estaba amenazada por aquel incendio de amor] 105
    [Iban a cumplirse dos años de correos frenéticos cuando Florentino Ariza, en una carta de un solo párrafo, le hizo a Fermina Daza la propuesta formal de
    matrimonio[...] Sin embargo Fermina Daza estaba tan confundida que pidió un plazo para pensarlo[...]cuando recibió un sobre con una tira de papel arrancada
    del margen de un cuaderno de escuela, y con la respuesta escrita a lápiz en una sola línea: Esta bien, me caso con usted su me promete que no me hará comer berenjenas] 109/110
    [El caso era que el sábado anterior, la hermana Franca de la Luz[...] espiando a las alumnas por encima del hombro descubrió que Fermina Daza fingía tomar
    notas en el cuaderno en realidad estaba escribiendo una carta de amor] 119
    [Aquella misma semana se llevó a la hija al viaje del olvido. No le dio explicación alguna, sino que irrumpió en el dormitorio con los bigotes sucios por el cólera
    revuelta con el tabaco masticado , y le ordeno que hiciera el equipaje] 125
    [Antes de emprender el viaje Lorenzo Daza había cometido el error de anunciarlo por telégrafo a su cuñado[...]De modo que Florentino Ariza no sólo pudo averiguar
    el itinerario completo sino que había establecido una larga hermandad de telegrafistas para seguir el rastro de Fermina Daza[...]] 129/130
    [Ella volvió la cabeza y vio a dos palmos de sus ojos los otros ojos glaciales, el rostro lívido, los labios petrificados de miedo, tal como los había visto en el tumulto
    de la misa del gallo la primera vez que él estuvo tan cerca de ella, pero a diferencia de entonces no sintió la conmoción del amor sino el abismo del desencanto .En
    un momento se le revelo completa la magnitud de su propio engaño, y se pregunto aterrada como había podido encubar durante tanto tiempo y con tanta servicia
    semejante quimera en el corazón. Apenas alcanzo a pensar <<¡Dios mío, pobre hombre!>>.[...] Esa tarde[...]le mando con Gala Placidia una carta de dos
    líneas: Hoy al verlo me di cuenta que o nuestro no es mas que una ilusión] 153



    Fermina conoce a el doctor Juvenal Urbino. Un hombre que se preparo en París para armar su futuro, y no había vuelto a su patria para enamorarse, o al menos
    no estaba en sus planes. Pero así fue. Había llegado con los planes de mejorar su ciudad ,había vuelto para imponer sus conocimientos. Y a acabar con la ignorancia en los hospitales. Su obsesión era el peligroso estado sanitario de la ciudad. Era un hombre
    con metas .El doctor amaba si ciudad e iba a luchar contra el cólera que estaba haciendo estragos.
    El día que conoció a Fermina fue por un médico amigo que creyó que tenia la enfermedad, pero no fue así.
    La primera vez que Lorenzo Daza la conoció, quiso que este hombre fuera para su hija su futuro marido por otro lado Fermina no sentía absolutamente
    nada por ese hombre, ni por nadie inclusive si este le daba pruebas de amor y cariño.
    Y Juvenal Urbino hacia lo posible para que se vean, y Lorenzo Daza para que se vieran.
    El tiempo fue pasando y Urbino le vuelve a repetir a Fermina que le de una respuesta de aquellas cartas donde dejaba planteado su oferta de casamiento, ella aceptò.

    Cuando a Florentino Ariza le llego la noticia de que su amada iba a contraer matrimonio con un doctor muy reconocido, no hubo nadie que le aliviara
    aquel dolor insoportable, entonces Transito Ariza no soportando ver a su hijo en ese estado le pide desesperadamente al tío de su hijo que le
    consiguiera un trabajo donde no hubiera canales de comunicación. Le termino consiguiente un puesto de telegrafista en la Villa Leyva.
    Antes de irse, y pensando que no volvería a saber nada de Fermina le toca, bajo su balcón, el valse de amor que le había compuesto alguna vez.
    Durante el largo viaje creyó haber encontrado un sustituto a Fermina, pero de todas formas no podía dejar de pensar en ella.
    Decidió volver a su ciudad con el fin de no irse nunca mas; dejo de trabajar en la oficina del telégrafo, y sus preocupaciones pasaron a ser los folletines
    de amor . El mismo día en que regreso le llego la noticia de que Fermina y Urbino estaban pasando la luna de miel en Europa, iban a quedarse allí por dos años; y aunque
    pareciera lo contrario fue una gran oportunidad para Florentino, podría olvidarla.
    Florentino empezó a relacionarse de igual manera con las mujeres, a salir con ellas, a acostarse con ellas .Hasta esperar la muerte de Urbino.
    Cuando Florentino vuelve a ver a Fermina, luego de dos largos años de luna de miel le fue irreconocible, ya no era la chica de antes. Estaba casada y embarazada de seis meses.
    Fermina había contraído matrimonio sin ningún sentimiento de culpa, el hombre con el que se había casado la respetaba y aunque no se amaran , era suficiente.

    [El doctor Juvenal Urbino había sido el soltero más apetecido a los veintiocho años. Regresaba de una larga estancia en París, donde hizo estudios superiores de
    medicina y cirugía[...]155
    [Le gustaba decir que aquel amor había sido el fruto de una equivocación clínica]155
    [Su obsesión era el peligroso estado sanitario de la ciudad[...] El doctor Juvenal Urbino trato de imponer en el Cabildo un curso obligatorio de capacitación para
    que los pobres aprendieron a construir sus propias letrinas. Luchó en vano para que las basuras no se botaras en los manglares[...] 160
    [Tanto como las impurezas del agua, al doctor Juvenal Urbino lo mantenía alarmado e estado higiénico del mercado publico[...]162
    [El doctor Juvenal Urbino , en cambio, le tenia bastante amor para verla con los ojos de la verdad] 163
    [Sin embargo, el doctor Urbino no se preocupo entonces por reclamar su victoria ni se sintió con ánimos para preservar en sus misiones sociales, porque
    él mismo estaba entonces con un ala rota atolondrado y disperso, y decidido a cambiarlo todo y a olvidarse de todo lo demás en la vida por el relámpago de amor de Fermina Daza]170
    [El doctor Juvenal Urbino solía contar que no experimento ninguna emoción cuando conoció a la mujer con quien había de vivir hasta el día de la muerte[...]Ella
    fue mas explicita: el joven medico de quien tanto había oido hablar a propósito del cólera le pareció un hombre pedante incapaz de querer a nadie distinto de si mismo]172
    [Lorenzo Daza acompaño al doctor Juvenal Urbino[...]Estaba deslumbrado por el resplandor de sus apellidos, y no solo no lo disimulaba, sino que hubiera hecho cualquier
    cosa para verlo otra vez, y en circunstancias menos formales]172
    [[...] le llevó a Fermina Daza una serenata que hizo época] 178
    [Fermina Daza se dio cuenta muy pronto de que su padre estaba tratando de ablandarle el corazón. Al día siguiente de la serenata le había dicho de un modo casual:<<Imagínate cómo se sentiría
    tu ,adre si supiera que eres requerida por un Urbino de la Calle>>]179
    [Pero Lorenzo Daza[...] seguía haciendo suertes de ingenio para encontrarse por casualidad con Juvenal , sin darle cuenta de que era Juvenal Urbino
    quien hacia más que lo posible que lo posible por dejarse encontrar]179
    [Las relaciones con su padre carecían de afectos desde el exilio de la tía Escolástica, aunque ambos habían encontrado el modo de vivir juntos sin estorbarse]191
    [-Estoy esperando su respuesta- le dijo]198
    [Era una carta de las suyas, sin una letras de más ni de menos, en la cual sólo decía que sí, doctor, que hablara con su padre] 199
    [Cuando Flroentino Ariza supo que Fermina Daza iba a casarse con un medico de alcurnia y fortuna[...] no hubo poder capaz de levantarlo de su postración]199
    [El tío[...] le consiguió el puesto de telegrafista en la Villa de Leyva, una ciudad de ensueño[...]]200
    [[...]´pero la víspera del viaje cometió a conciencia una locura[...]y toco a solas bajo el balcón de Fermina Daza el valse de amor que había compuesto para ella, que sólo
    ellos conocían[...]201
    [Una noche que interrumpió la lectura más temprano que de costumbre , se dirigía distraído a los retretes cuando una puerta se abrió a su paso en el comedor
    desierto, y una mano de halcón lo agarró por la manga de la camisa y lo encerró en un camarote.
    Apenas si alcanzó a sentir el cuerpo sin edad de una mujer
    desnuda en las tinieblas, empapada en un sudor caliente y con la respiración desaforada[...]y lo despojó sin gloria de la virginidad[...]]207
    [No volvió a la oficina del telégrafo . Su preocupación única parecían ser los folletines de amor y los volúmenes de la Biblioteca Popular [...]No pregunto siquiera dónde estaba e violín]245
    [La misma mañana en que regresó del viaje inconcluso se entero de que Fermina Daza estaba pasando la luna de miel en Europa[...]se quedaría a vivir allá[....] por muchos años.
    Esta certidumbre le infundió las primeras esperanzas del olvido] 216
    [Eran sus únicas armas, y con ellas libró batallas históricas pero de un secreto absoluto, que fue registrado con un rigor de notario en un cuaderno cifrado [...] con un título que lo decía todo: Ellas[...]Cincuenta años más tarde , cuando Fermina Daza quedó libre de su condena sacramental, tenia unos veinticinco cuadernos con seiscientos veintidós registros de amores continuados, aparte de
    las incontables aventuras fugaces que no merecieron ni una nota de caridad.]221
    [Se casó para siempre[...] a las once de la mañana del dia de gloria de la Santísima Trinidad, y sin un pensamiento de caridad para Florentino Ariza[...]]225
    [Él (Urbino) era consciente de que no la amaba. Se había casado porque le gustaba su altivez, su seriedad, su fuerza, y también por una pizca de vanidad suya, pero mientras
    ella lo besaba por primera vez estaba seguro de que no habría ningún obstáculo para inventar un buen amor]231





    Asi como vio a Fermina al lado de un hombre de alta alcurnia, tomo dimensiones de que necesitaba dinero y que este muriera pronto para estar con Fermina lo antes posible, no podía vivir sin ella.
    Tomó la decisión de volver a pedirle trabajo a su tío, quien esta vez lo tomo como calígrafo de la Compañía Fluvial del Caribe.
    Durante el viaje, y medio siglo creyó enamorarse de otra mujer, pero ni con ella ni con ninguna otra había podido sustituir a Fermina. Se planteaba una y otra vez que para
    tenerla necesitaba el dinero y que su actual marido muriera o no cumpliría con lo que se había propuesto
    A lo largo de su matrimonio Fermina era el ser mas respetado en su casa, su marido se atribuía las faltas de su mujer y ese fantasma comenzó a pesar en ella, recuerda
    haberse planteado porque prefirió a Urbino que a Florentino si no tenia razones validas. También notaba la ausencia de las demostraciones de amor que un
    hombre le debía hacer a su mujer, fue ahí que sintió que no le hacia falta amor para saber vivir. Entonces cuando Lorenzo Daza murió Fermina encontró un refugio
    para escaparse del palacio en donde vivía . Un día de invierno fue a cerrar el balcón y se encontró con la figura de Florentino, un hombre ya mayor y empieza
    a preguntarse cuan feliz hubiera sido junto a ese hombre.
    Tomó fuerzas y decide hablar con su marido acerca de sus faltas.

    [[...] tomó la determinación feroz de ganar nombre y fortuna para merecerla. Ni siquiera se puso a pensar en el inconveniente de que fuera casada. porque al mismo
    tiempo decidió, como si dependiera de él que el doctor Juvenal Urbino tenía que morir]237
    [El drama de Florentino Ariza mientras fue calígrafo de la Compañía Fluvial del Caribe, era que no podía eludir su lirismo porque no dejaba de pensar en
    Fermina Daza , y nunca aprendió a escribir sin pensar en ella. Después, cuando lo pasaron a otros cargos, le sobraba tanto amor por dentro que no sabía que hacer con él, y se lo
    regalaba a los enamorados implumes escribiendo para ellos cartas de amor gratuitas en el Portal de los Escribanos.]245
    [Nunca cometió un error, ni con ella ni con ninguna otra, nunca incurrió en una infidencia. No exageraba[...]En realidad se comportó siempre como si fuera el esposo eterno
    de Fermina Daza, un esposos infiel pero tenaz[...]]282
    [Sabia desde hacia tiempo que estaba predestinado a hacer feliz a una viuda, y a que ella lo hiciera feliz, y eso no le preocupaba. Al contrario: estaba preparado] 289
    [Pero cuando tuvo que enfrentar la decisión de casarse con Juvenal Urbino sucumbió en una crisis mayor, al darse cuenta de que no tenia razones validas para preferirlo
    después de haber rechazado sin razones validas a Florentino Ariza. En realidad lo quería tan poco como al otro, pero además lo conocía mucho menos , y sus cartas
    no tenían la fiebre de las cartas del otro]293
    [[...]tampoco estaba convencida de que el amor fuera en realidad lo que más falta le hacía para vivir]294
    [Una tarde invernal fue a cerrar el balcón [...] y vió a Florentino Ariza[...]pero no lo vió como lo había visto por casualidad varias veces[...]Tuvo el temor de que aquella visión
    fuera un aviso de la muerte, y le dolió. Se atrevió a decirse que tal vez hubiera sido feliz con él[...]y la simple suposición la asustó, porque le permitió darse cuenta
    de los extremos de desdicha a que había llegado. Entonces apeló a sus últimas fuerzas y obligó al marido a discutir sin evasivas [...] y le dijo que sí, mi amor, que se ibas
    a buscar el amor que se les había perdido en Europa] 304/305




    Fermina descubre que su marido le había sido infiel, fue la primera crisis seria, entre tantas, se había terminado por instalar en la ascienda donde vivía su prima Hildebranda Sanchez.
    Se había ido sin escándalo y de común acuerdo con Urbino. Lo había descubierto cuando olfateo por pura rutina la ropa de su marido; aunque
    el mismo no lo aceptaba pero sus sospechas fueron corroboradas cuando un hombre tan católico como su marido no comulgo en una fecha tan importante como
    el Corpus Christi.

    [[...] Fermina Daza estaba viva y saludable en la hacienda donde su prima Hildebranda Sánchez vivía olvidada del mundo[...] Se había ido sin escándalo, de
    común acuerdo con el esposo, embrollados ambos como adolescentes con la única crisis seria que habían sufrido en tantos años de un matrimonio estable[...]]336
    [[...]Fermina Daza olfateó por pura rutina la ropa que había usado su marido la tarde anterior, y padeció la sensación perturbadora de haber tenido a un hombre distinto
    en la cama]340
    [Azuzada por su fantasía, empezó a descubrir los cambios del marido. Lo encontraba evasivo, inapetente en la mesa y en la cama, propenso a las exasperación y a las
    réplicas irónicas [...]Por primera vez desde que se casaron vigiló sus tardanzas, las controló al minuto, y le decía mentiras para sacarle verdades[....]]341
    [Por ultimo cayó en la cuenta de que el esposo no comulgó el jueves de Corpus Christi , ni tampoco en ningún domingo de las ultimas semanas, y no encontró tiempo para los retiros
    espirituales de aquel año[...] Esta fue la clave decisiva , porque él no había dejado de comulgar [...] desde que hizo la primera comunión[...]344
    [[...] la puta muerta iba a ganarle sin remedio su encarnizada guerra de amor]374


    Ellos fueron felices a lo largo de todo su matrimonio, afrontando las subidas y bajadas que este conlleva. Por eso el día de su trágica muerte sintió una gran
    tristeza; y por desgracia Florentino había aparecido de nuevo para declararle su amor eterno lo hecho y pidió que no se apareciera mas por
    esos lados.
    Florentino no podía dejar las cosas así, había esperado muchísimo tiempo para declararle su amor.
    Desesperado buscando una forma de contacto con
    Fermina, hasta que esta le envía una carta llena de odio y rabia, aprovecha esa oportunidad y empieza a escribirle. Fermina no pudo creer que a pesar del tiempo Florentino
    no la había dejado de amar.
    Durante el próximo año comienzan a construir una amistad a través de visitas semanales y el envío diario de cartas.
    Su hija que había vuelto de Orleans creyó una falta grande el que su madre se viera semanalmente con un viejo amigo.
    Por ese problema Fermina quiere irse un tiempo y es ahí cuando Florentino aprovecha la gran oportunidad, ofreciéndole un viaje en el Buque "Nueva Fidelidad “ella aceptó y viajaron juntos.
    El barco tuvo un altercado, se habían quedado sin combustible bajo una ola de calor infernal , en esos días ambos se acercaron mas y mas, hasta convertir esa relación de amigos en algo mas fuerte.
    Cuando el barco llega a su última parada Fermina estaba consternada por reconocer a sus viejos amigos subiendo al barco. A Florentino Ariza lo afecto mucho el estado de su mujer, y le prometió pensar algún modo de protegerla, decidió hablar con el Capitán acerca de que si era posible hacer un viaje directo
    sin carga ni pasajeros, y sin tocar ningún puerto. El Capitán le comento que la única manera de lograrlo era que el buque se declare en cuarentena, izando la bandera
    amarilla y se navegaba en emergencia
    El viaje de regreso fue maravilloso. Pero cuando debían terminar el viaje no contaron con que esa bandera les traería problemas a la hora de desembarcar.
    Esa mentira les había traído grandes problemas. Hablaron con el capitán y decidieron no volver jamás y seguir navegando con la bandera.

    [ Sin embargo cuando recibió entera la responsabilidad de la CFC, ya no tenia ni mucho tiempo ni demasiados ánimos para sustituir con nadie a Fermina Daza: la
    sabia insustituible]388
    [El jueves de Pentecostés , cuando murió Juvenal Urbino[...][388
    [Todo lo que Florentino Ariza había hecho desde que Fermina se casó , estaba fundado en la esperanza de esta noticia]394
    [Fermina Daza despidió a la mayoría junto al altar, pero acompañó al último grupo de amigos íntimos hasta la puerta de la calle, para cerrarla ella misma, como había hecho siempre. Se
    disponía a hacerlo con el ultimo aliento , cuando vio Florentino Ariza vestido de luto en el centro de la sala desierta]79
    [Pero antes de que pudiera agradecerle la visita, él se puso el sombrero en el sitio del corazón , trémulo y digno, y reventó el absceso que había sido el sustento de su vida.
    -Fermina- le dijo- he esperado esta ocasión durante más de medio siglo , para repetirle una vez más el juramento de mi fidelidad eterna y mi amor para siempre]79
    [Fermina Daza se habría creído frente a un loco, si no hubiera tenido motivos para pensar que florentino Ariza estaba en aquel instante inspirado por la gracia
    del Espíritu Santo. Su impulso inmediato fue maldecirlo por la profanación de la casa cuando aún estaba caliente en la tumba el cadáver de su esposo.. Pero se lo impidió a dignidad de la rabia << Lárgate
    -le dijo-. Y no te dejes ver nunca más en los años que te queden de vida >>] 80
    [Pero desde el viernes lo invadió una placidez sin motivos que interpretó como un anuncio de que nada nuevo iba a suceder, que todo cuanto había hecho en la vida hacía sido inútil y no
    tenía como seguir]397
    [Fermina Daza no podía imaginarse que aquella carta suya, instigada por una rabia ciega, pudiera ser interpretada por Florentino Ariza como una carta de amor. Había puesto
    en ella toda la furia de que era capaz, sus palabras más crueles, los oprobios más hirientes [...]]398
    [Quedó tan intrigada, que se encerró en el dormitorio para leerla con tranquilidad antes de quemarla, y la leyó tres veces sin tomar aliento]426
    [Las visitas empezaron a adquirir muy pronto una incomoda amplitud familiar, pues el doctor Urbino Daza y su esposa aparecían a veces como por casualidad, y
    se quedaban jugando barajas]442
    [El doctor Urbino Daza quería agradecerle a Florentino Ariza la buena compañía que le daba a su madre en la soledad de la viudez, le suplicaba que siguiera haciéndolo para bien de ambos
    y comodidad de todos[...]]445
    [[...]la tarde en que regresó del almuerzo con el doctor Urbino Daza[...] trató de alcanzar el tercer peldaño con un paso de baile tan juvenil que se dobló el tobillo
    izquierdo, cayó de espaldas y no se mató de milagro]446
    [Cuando el médico le ordenó los sesenta días de invalidez, no pudo creer en tanta desdicha]446
    [No obstante, después de una siesta de resignación se sometió a la realidad y le escribió una esquela de excusa [...]Ella le contestó dos días más tarde, muy conmovida, muy amable, pero sin una palabra de más
    ni de menos, como en los grandes días del amor[...] se hizo instalar un teléfono junto a la cama con el pretexto de vigilar el curso diario de la empresa]447
    [DE modo que siguió ligada a Florentino Ariza por el hilo anacrónico de las cartas. La correspondencia de ida y vuelta llegó a ser tan frecuente e intensa, que él se olvidó
    de su pierna, del castigo de la cama, se olvidó de todo, y se consagro por completo a escribir [...]]448
    [El doctor Urbino Daza se alegró de la reanudación de las visitas que tanto alentaban a su madre. Al contrario de Ofelia, su hermana, que volvió en el primer frutero de
    Nueva Orleans tan pronto como supo que Fermina Daza mantenía una amistad extraña con un hombre cuya calificación moral no era de los mejores] 459
    [En algunas de las primeras visitas, hablando de sus buques, Florentino Ariza, le había hecho a Fermina Daza una invitación formal para que fuera en viaje de descanso por el río]461
    [-Lo que quisiera es largarme de esta casa, caminando derecho, derecho, derecho y no volver más nunca- dijo
    -Vete en un buque- dijo Florentino Ariza.
    Fermina Daza lo miró pensativa]462
    [- Si hemos de hacer pendejadas, hagámoslas- dijo-, pero que sea como la gente grande.
    lo llevó al dormitorio y empezó a desvestirse sin falsos pudores con las luces encendidas]481
    [Ella siguió pensando en él hasta el amanecer, convencida por fin de su amor [...]] 483
    [[...]Fermina Daza no se dio cuenta en qué momento empezaron a subir en el buque los psajeros de viaje de regreso. Se le acabó la fiesta: entre los que llegaban
    alcanzó a ver muchas caras conocidas[...]Florentino Ariza la encontró consternada: prefería morir antes de ser descubierta por los suyos en un viaje de placer ,transcurrido tan poco desde
    la muerte de su esposo]486
    [Lo único que permitía saltar por encima de todo era un caso de peste a bordo.]487
    [En cuanto al buque, no había problema..Se transfirió la poca carga embarcada, a los pasajeros se les dijo que había un percance de maquinas, y los mandaron
    esa madruga en un buque de otra empresa[...]Así que el Nueva Fidelidad zarpó al amanecer del día siguiente, sin carga ni pasajeros, y con la bandera amarilla del cólera flotando de júbilo
    en la asta mayor]488
    [Su conclusión, al cabo de una ristra de improperios bárbaros, que no encontraba cómo salir de embrollo en que se había metido con la bandera del cólera[...]Florentino
    Ariza lo escucho sin pestañar [...] y dijo:
    -Sigamos derecho, derecho, derecho otra vez hasta La Dorada]






    En esta magnifica historia amor, García Márquez explora la naturaleza del amor en todas sus formas, pequeñas y grandes, apasionado y sereno. El amor puede surgir como una enfermedad en estos personajes, pero también puede durar las mas sombrías décadas de guerra y el cólera, y a los efectos del tiempo.


      Current date/time is Sun Nov 19, 2017 5:33 am