El amor en los tiempos del cólera- 2c

    Share

    Macarena

    Posts : 1
    Join date : 23/05/2010

    El amor en los tiempos del cólera- 2c

    Post  Macarena on Sun Aug 22, 2010 7:02 pm

    Alumna: Nahir Macarena Sideravicius
    Curso: 2°C
    Escuela Velez Sarfiel
    Novela: El amor en los tiempos del colera


    La historia transcurre en el pueblo caribeño de La Manga, el cual vive sumido continuas guerras civiles y la amenaza constante del cólera.
    Florentino Ariza un muchacho de veintidós años de edad, tenia el cabello oscuro y largo, usaba lentes porque padecía de miopía, su vestimenta era muy sobria, vivía con su madre Transito Ariza. El un día fue a llevar un telegramaza a Lorenzo Daza, donde allí conoció al amor de su vida Fermina Daza, con solo 14 años de edad, quien le estaba enseñando a leer a su tía Escolástica. Florentino Ariza todas las tardes, haciendo creer que leía un libro en el parque que quedaba enfrente del jardín de Fermina Daza, y permanecía horas mirándola. Su tía y ella se dieron cuenta de la presencia de Florentino. El un día no se resistió más y se cruzo frente de la casa para entregarle a Fermina una inmensa carta con setenta folios escritos para ella, Fermina le dijo que debía hablar con su padre. Luego se arrepintió, y dijo que se la podía entregar. Ella no le había dado respuesta de la carta, mientras que el estaba desesperado de amor, ya que un mañana la despertó a Fermina con una serenata y obtuvo las peores consecuencia, en agosto de ese años había una nueva guerra civil de las tantas que había en el país y esa mañana una patrulla militar lo sorprendió, escapo por milagro. Su madre, le decía que estaba colérico, pero sabia bien que estaba enamorada y esa era su única enfermedad.
    Fermina Daza y Florentino Ariza decidieron mandarse cartas a escondidas y mantener su amor secreto. Así pasaron los días y ellos aunque no se veían se enamoraban cada día mas...
    Lorenzo Daza un día lo llamaron de la escuela de su hija, afirmándole que la encontraron escribiéndole una carta a Florentino mientras la profesora explicaba. Finalmente la expulsaron de la escuela, el padre quedo indignado e incluso hizo que la tía se fuera de casa, ya que Escolástica apoyaba a Fermina para continuar con su amor. Lorenzo furioso decidió hacerle una visita a Florentino para agredirlo. El papa se llevo a Fermina del pueblo a un viaje donde supuestamente era para que se olvidara de su amor.
    El viaje duro tres años, Hildebranda una prima de Fermina la acompaño, y no era ningún impedimento para ella ese viaje porque Florentino y ella permanecían en contacto mediante cartas escondidas.
    Florentino Ariza ya sabia que ella había arribado y el la espero hora tras hora, esperando al barco, hasta que finalmente la vio, madura, mas hermosa que nunca. El la persiguió, ella estaba en la multitud, pero el la buscada y no la perdía de vista, se acerco por atrás y le dijo al oído que no era el lugar para una Diosa Coronada, ella lo miro y lo único que dijo fue pobre hombre. Ella se pregunto como había podido encumbrar por tanto tiempo y con tanto amor semejante locura en el corazón. Florentino trato de decirle algo, pero ella lo paro con un esto y lo borro de su vida. Ella le envío una carta que decía que lo de ellos era solo una ilusión, le envío todas las cartas que el le había mandado y le pedía las de ella junto a la trenza que le regalo antes de su viaje. El le escribía desesperado, pero no le devolvió la trenza al instante porque quería verla a ella, pero se la devolvió porque Fermina no acepto. Ella le dejo de escribir y hablar, que para Florentino fue mucho tiempo…
    “Antitesis” Los secreto de amor sin amor (Pág.115)
    “Hipérbato” Fue su hijo único (Pág.75)
    Urbino de La Calle era un doctor que había estudiado el cólera y era muy respetado en el pueblo por sus obras de caridad. Recibió la llamada de Lorenzo Daza, que al parecer Fermina tenia los síntomas del cólera, el cual resulto ser solo una infección instentinal. A ella no le simpatizo el Doctor, pero el quedo encantado por su belleza y comenzó a escribirle cartas cortejándola con la aceptación de Lorenzo, ya que sabia que era un buen partido. Fermina acepto casarse con el doctor, un día que su prima empezó a coquetear con el. Se casaron y se fueron a Paris de luna de miel y la vida de Florentino quedo echa pedasos. Mientras que Fermina estuvo en su luna de miel, a Lorenzo le sucedieron muchas cosas: Su madre le dijo al tío de Florentino, León séptimo, que le diera un empleo en la empresa de navegación, ya que estaba destruido con la ausencia de Fermina, acepto y se fue a navegar. En el viaje, una misteriosa mujer que hizo que ese día perdiera su virginidad y el nunca supo quien fue. Después de que el llego, através de su mama conoció a la viuda de Nazareth. Salieron algunos días y tuvieron relaciones sexuales, el creyo que era una buena manera de olvidar a Fermina.
    Fermina, volvió embarazada y mucho más madura.
    “Heterostiquio” ¡Dios mío, pobre hombre! (Pág. 153)
    “Antitesis” Soy un pobre con plata (Pag.239)
    En muy poco tiempo Florentino Ariza se había convertido en el director de la compañía Fluvial del Caribe, al margen de aquello se convirtió en un gran poeta , pero eso no fue motivo de que impidiera conocer a otras mujeres. Conoció a una mujer Ausencia Santander una viuda pero que ya salía con otro hombre un capitán de la compañía fluvial. A Florentino le gusto mucho esa mujer y cada que podía iba a visitarla hasta que un día cuando realizaban el acto sexual su casa de la viuda fue saqueada y casi le dejaron sin nada, ya que aquella casa era una de las mejores de la ciudad por los adornos exuberantes que tenía. Después de eso, casi ya no fue a visitarla muy seguido, no por ese incidente, sino por que por esas fechas se había inaugurado el tren vía. Y fue ahí donde conoció a muchas damas.
    Como Florentino era un gran poeta, participó muchas veces en el concurso de poesía del pueblo, puesto la que daba lectura del ganador era Fermina Daza, de tal manera al ser Florentino el ganador iba a surgir algo, pero no sucedió así, sino que el ganador fue un Chino que estaba viviendo años en esa región . De esa forma Florentino la veía de ves en cuando a Fermina en algún acto social pero ella ya parecía otra mujer, con un hijo bien educado, pero Florentino nunca perdió las esperanzas.
    En otra de sus aventuras conoció a una mujer casada, llamada Olimpia Zuleta, Florentino la cortejaba por un largo tiempo hasta que en una de esas ocasiones Florentino escribió en su estomago que le partencia, fue escrita con pintura de un camarote en refacción. Esa noche su esposo la vio al colocarse el camisón de dormir y su esposo se retiro y al poco tiempo la degolló con una navaja de rasurarse. Florentino después de ese incidente se encontraba preocupado, puesto que le había enviado cartas con su nombre pero no paso a más. Luego de aquello dejó de lado esa vida y se dedico a su madre, quien había perdido la razón por la edad y mas tarde falleció. Fue uno de los peores momentos para Florentino.
    Por otro lado el Dr. Urbino y Fermina Ariza parecían ser la pareja perfecta al lado de su hijo, pero la vida pública no sabía de lo que pasaba Fermina en un inicio, puesto que su suegra se encargó de hacerle la vida imposible, luego cuando murió su suegra las cosas cambiaron e incluso se cambiaron de hogar. Cuando el Dr. Juvenal sentía la pérdida del amor entre ellos él le propuso salir de viaje nuevamente a París. Cuando su retorno Florentino la vio nuevamente embarazada a Fermina. Luego de eso se empezaron a conocer muchísimo Fermina con su esposo, hasta el punto de que no se arrepentía de haberse casado con él. Pasaron muchas cosas juntos, hasta cuando la vejes era un obstáculo para el Dr. Juvenal, Fermina siempre lo apoyó en lo que ella podía ya que era menor con al menos diez años, esa fue la época en la que supieron fortalecer su amor.
    “Metáfora”. “Yo veo mejor con las manos” (Pág. 230).
    En una de esas ocasiones cuando el Dr. Urbino salieron a comer con su esposa y su hijo fue tan grande la casualidad que en ese mismo lugar se encontraba Florentino Ariza, pero éste no se izo notar, solo se quedo observando atreves de un espejo, después de unos días impresionado ante aquella imagen de Fermina reflejada por aquel espejo, compró el espejo para luego colocarlO en su oficina. Parecia que La relación era de las mejores; sin embargo en aquella época Fermina había atravesado la peor de sus crisis matrimoniales, puesto que en uno de esos días encontro olor a mujer en su ropa. El doctor Urbino lo acepto, y dijo que la relación había durado cuatro meses, hasta que Fermina se entero y le pidio que tomara medidas sobre el caso.
    Ese fue uno de los sucesos por los que Fermina Daza decidió salir de la ciudad donde su prima Hildebranda, y por lo cual toda la sociedad mundana hablaba sobre ese tema con ciertas especulaciones y versiones sobre la salida de Fermina. Todo esto ignoraba Florentino y por más de dos años la estuvo buscando o averiguando sobre ella, sin tener noticia alguna. El Dr. Juvenal Urbino quien ya conocía el carácter de su esposa, decidió ir a buscarla hasta donde se encontraba con su prima Hildebranda, dado que Fermina tenía un orgullo tenaz. Cuando Fermina vio a su esposo llegar, ella se conmovió y agradeció a Dios, de tal manera que acepto la propuesta que él le había hecho, el cual era volver a pasar una segunda luna de miel.
    Cuando Florentino la vio por primera vez en el cine el se alegro muchísimo, ya que no le había visto ni oído noticias de ella, pensando en el fallecimiento de la misma.
    Años mas tarde sonó las campanas de la catedral, y fue en aquel mismo instante en que Florentino, pensó que había muerto alguien importante. Cuando se enteró que el Dr. Urbino había muerto, él decidió presentarse ante Fermina Daza, indicándole que sus sentimientos no habían cambiado, pero ella lo rechazo ya que esta atravesando momentos difíciles por la muerte de su esposo. Florentino Daza, al recibir ese rechazo por parte de Fermina Daza, se encontraba muy triste por varias semanas, hasta que un día de lluvia, cuando retornaba a su hogar, encontró una carta empapada en el charco de agua. Esa carta era de Fermina Daza, pero a florentino no le importaba el contenido el cual era de rechazo, lo único que le importaba es que le había respondido a su carta y eso le generó esperanzas con ella.
    “Metáfora” Esta vaina sabe a ventana (Pág.317)
    “Heterostiquio” “Anáfora” Mujer enferma, mujer eterna(Pág.336)
    En el primer aniversario de la muerte de Juvenal Urbino, la familia envió invitaciones a una misa conmemorativa en la catedral. Florentino Ariza le envió ciento treinta y dos cartas a Fermina Daza, sin embargo no le llego ni una sola respuesta, por tal motivo decidió ir a esa misa aunque no estuviera invitado. Ella al verlo en la ceremonia le tendió la mano, y le dio gracias por haber asistido. Ella había leído las cartas que Florentino le había mandado.
    Luego se encontraron, hablaron de muchas cosas, pasada más de las seis él se retiró y ella le dijo que volviera cuando quisiera, entonces él volvió a visitarla todos los martes. El hijo de Fermina Daza, el doctor Ubino Daza, le pidio a Florentino que no la dejara sola a su madre y que siguiera visitándola.
    Después de un largo tiempo Florentino Ariza y Fermina Daza decidieron hacer un viaje en uno de los buques de la compañía Fluvial. Cuando el viaje terminó Florentino Ariza preguntó al capitán del barco que se podía hacer para hacer un viaje de ida pero esta ves solos. Un día cuando se encontraban navegando por el océano los detectó la patrulla del Caribe y les preguntó cual era la peste que traían, El capitán contestó que sólo traían tres pasajeros, y todos tenían el cólera, pero que los demás no habían tenido un contacto con ellos. Florentino le dijo al capitán que vaya derecho otra vez por La Dorada. Él capitán se encontraba un tanto confundido al verse en el lío que se encontraba y no podía creer las ordenes de Florentino Ariza que consistía en un ir y venir por esas coordenadas, así que el capitán le preguntó a Florentino Ariza, hasta cuando estarían transitando por el océano de esa forma, y Florentino sin dudar un instante, le dijo toda la vida ya que esa ocasión había esperado toda su vida.
    “Metáfora” Los viejos, entre viejos, son menos viejos (Pág. 445)
    Leiv-Motiv “Pobre Hombre” (Págs. 153, 181, 293, 295, 404, etc.…)

    García Márquez narra la novela en primera persona y tercera persona, combina las dos.


      Current date/time is Mon Dec 05, 2016 9:47 pm