El amor en los tiempos del Cólera

    Share

    Macarena Peral

    Posts : 1
    Join date : 08/08/2010

    El amor en los tiempos del Cólera

    Post  Macarena Peral on Sun Aug 08, 2010 9:14 pm

    Uno de los temas de la novela “El amor en los tiempos del cólera” es el amor. Una de ellas es la Jeremiah de Saint-Amour, un partícipe de la guerra y fotógrafo de niños “El refugiado antillano Jeremiah de Saint-Amour, inválido de guerra…”11 que decide morir ya que nunca quiere envejecer “…Jeremiah de Saint-Amour había suspirado de pronto: <<Nunca seré viejo>>.”27, llevándose con él a su perro “había querido llevarse al perro, pero él lo contempló adormilado junto a las muletas y lo acarició con la punta de los dedos. Dijo: <<Lo siento, pero Mister Woodrow Wilson se va conmigo. >>28. Él deja una carta dirigida al Doctor Urbino “El comisario descubrió entre los papeles del escritorio un sobre dirigido al doctor Juvenal Urbino” 16, un viejo amigo “Ambos lo saludaron con una solemnidad que esa vez tenía más de condolencia que de veneración, pues nadie ignoraba el grado de su amistad con Jeremiah de Saint-Amour.”, donde se encontraban sus últimas instrucciones “-Nada de particular -dijo- son sus últimas instrucciones.”17 y confesándole su amor prohibido del cual nadie sabía “El mismo doctor Urbino lo suponía por razones médicas bien fundadas, y nunca habría creído que tuviera una mujer se él mismo no se lo hubiera revelado en la carta”25.
    La otra es la de un amor adolescente entre Fermina Daza y Florentino Ariza que luego de años de estar comunicándose mediante cartas “Pero en los primeros tres meses no pasó un solo día sin que se escribieran...”95 Florentino Ariza decide proponerle matrimonio “Iban a cumplirse dos años de correos frenéticos cuando florentino ariza, en una carta de solo un párrafo, le hizo a fermina daza la propuesta formal de matrimonio”98, el cual ella acepta gracias a la ayuda su Tía Escolástica “- contéstale que si-le dijo- aunque te estés muriéndole miedo, aunque después te arrepientas, porque de todos modos te vas a arrepentir toda la vida si le contestas que no.”99. Pero de una forma inoportuna el padre de Fermina, Lorenzo Daza, se entera del matrimonio, ya que en el colegio ella fue descubierta por la hermana Franca de la Luz mientras fingía tomar apuntes y estaba escribiendo una carta de amor por eso fue expulsada. “El caso era que el sábado anterior, la hermana Franca de la Luz, superiora del Colegio de la Presentación de la Santísima Virgen, había entrado en la clase de Nociones de Cosmogonía con el sigilo de una serpiente, y espiando a las alumnas por encima del hombro descubrió que Fermina Daza fingía tomar notas en el cuaderno cuando en realidad estaba escribiendo una carta de amor” 108, y decide separarlos. Para que Fermina se olvide de ese hombre, el padre la lleva a un viaje de último momento montando a mula “Aquella misma semana se llevó a la hija al viaje del olvido. No le dio explicación alguna, sino que interrumpió en el dormitorio con los bigotes sucios por la cólera revuelta con el tabaco masticado, y le ordenó que hiciera el equipaje113”, luego de varios días llegaron a la población de Valledupar donde se hospedaron en la casa del tío Lisímaco Sánchez “Dos días después bajaron a la llanura luminosa donde estaba asentada la alegre población de Valledupar”116, donde Fermina conoció a parientes desconocidos para ella “Tan pronto como desmontaron e las caballerizas, los salones de visitas fueron desbordados por numerosos parientes desconocidos que hostigaban a Fermina Daza”116. Ahí conoció a Hildebranda una de sus primas la cual también compartía un amor prohibido con un hombre casado y con hijos. “Su prima Hildebranda Sánchez, dos años mayor que ella y con su misma altivez imperial, fue la única que comprendió su estado desde que la vio por primera vez, porque también ella se consumía en las brasas de u amor temerario”116 Luego de estar una temporada allí volvieron a tomar rumbo por las sierras “Después de la prolongada estancia en Valledupar prosiguieron el viaje por las estribaciones de la sierra…”119 yendo a distintos pueblos y siempre manteniendo la comunicación con Florentino ya que Lorenzo Daza había cometido el error de anunciarle por telégrafo a Lisímaco Sánchez “Entonces lo supo. Antes de emprender viaje, Lorenzo Daza había cometido el error de anunciarlo por telégrafo a su cuñado Lisímaco Sanchez”117 por lo que supo con certeza a donde se dirigía Fermina. Después de un tiempo al fin volvió a casa con su padre, que le dio las llaves de de la casa sabiendo que su hija ya era lo suficiente madura para hacerse cargo de ésta “-te entrego las llaves de tu vida-le dijo.”113. El fin de semana mientras iba por la Plaza de la Catedral haciendo las compras con Gala Placidia, la sirvienta, “Atravesaba la Catedral acompañada por Gala Placida, que llevaba los canastos para las compras”134 él le hablo a Fermina y ésta se dio cuenta del error que había cometido al seguir con todo aquello, por lo cual le pidió que olvidara todo lo pasado. “- No, por favor-l dijo- Olvídelo.138
    El Doctor Urbino fue de visita a la casa de los Daza debido a que la menor de la familia se encontraba en mal estado. El diagnostico fue una simple infección intestinal “el diagnostico fue una infección intestinal de origen alimenticio que cedió con un tratamiento casero de tres días”156, sin embargo cuando la chica ya estuvo curada aun así el doctor fue a ver el estado en el cual se encontraba “el caso debió darse por terminado. Sin embargo, el martes de la semana siguiente, sin ser llamado y sin anuncio alguno, el doctor Juvenal Urbino volvió a la casa a la hora inoportuna de las tres de la tarde”.157 Notoriamente se veía que el doctor estaba interesado en la adolescente, aunque Fermina lo evitaba hiciese lo que hiciese por ella, desde escribirle cartas “una noche, un poco después de la serenata de piano solo, Lorenzo daza encontró una carta con el sobre lacrado en el zaguán de su casa, dirigido a su hija, y con el monograma de J.U.C impreso en el lacre” hasta intervenir en que la acepten de nuevo en el colegio de la Presentación de la Santísima virgen. “Fue una visita breve y áspera. La hermana Franca de la Luz, sin perder el tiempo en preámbulos, le ofreció a fermina una rehabilitación honorable”168 y llevarle una serenata de piano solo “El doctor Urbino hizo subir el piano de la Escuela de Música en una carreta de mulas, y le llevó a Fermina Daza una serenata que hizo época”.162
    Cuando Fermina al fin acepto casarse con el doctor, Florentino entro en una depresión “Cuando florentino ariza supo que fermina daza iba a casarse con un médico de alcurnia y fortuna, educado en Europa y con una reputación insólita a su edad, no hubo poder capaz de levantarlo de su postración.” que obligo a pedirle a Transito Arriza, su madre, ayuda a León XII Loayza le suplico que lo ayudara y le consiguiera un trabajo un lugar donde no hubiera correo ni telégrafo “Cuando recibió el telegrama del nombramiento no pensó tomarlo siquiera en consideración, pero Lotario thugut lo convenció con argumentos alemanes de que le esperaba un porvenir radiante en la administración pública”. 182 y así fue. En ese barco fue donde Florentino perdió la virginidad “…que inclusive se negaba a admitir, y era que el amor ilusorio de Fermina Daza podía ser sustituido por una pasión terrenal.”189 y al final terminó volviendo a su tierra natal y siempre que podía se acostaba con una viuda “Aquella noche se quitó el luto, de un solo golpe…”198, era la única forma de que en un momento se olvidaba de Fermina.
    Luego de la luna de miel en París, Fermina volvió embarazada de seis meses. Florentino Ariza se propuso ganar nombre y fortuna para merecerla “el día que florentino ariza vio a Fermina Daza en el atrio de la catedral, encinta de seis meses y con pleno dominio de su nueva condición de mujer de mundo, tomó la determinación feroz de ganar nombre y fortuna para merecerla”, por lo que le fue a pedir empleo a su tío León XII, que era director de la Compañía Fluvial “se presento sin nuncio en la oficina del tío León XII, presidente de la Junta Directiva y Director General de la Compañía Fluvial del Caribe, y le manifestó la disposición de someterse a sus designios”, y en ese mismo instante fue cuando se propuso volver a tenerla. Cuando su esposo muriera seria suya otra vez, como lo fue hace tiempo.
    Desde entonces tubo varios encuentros en los cuales veía a Fermina como en los Juegos Florales donde ella era la anunciadora de los ganadores, lo cual lo hacía todos los años “Fermina Daza fue la encargada de abrir los sobres lacrados y proclamar los nombres de los ganadores en la primera sesión, y desde entonces quedó establecido que siguiera haciéndolo en los años siguientes.”253. En este concurso participaba Florentino Ariza y estaba seguro de que ganaría la Orquídea de Oro, pero no pasó “Pero no sucedió. Peor aun: la Orquídea de Oro, el galardón mas codiciado de la poesía nacional, le fue adjudicada a un inmigrante chino.”253.
    Ya habían pasado treinta años desde su historia con Fermina Daza y para ella fueron los mejores años de su vida, los días en el Palacio de Casaduerdo, donde vivía con su suegra y sus cuñadas, habían terminado y ahora vivían en La Manga donde era dueña de su propia vida “Treinta años habían pasado también para Fermina Daza, desde luego, pero habían sido los mas gratos y reparadores de su vida. Los días de horror del Palacio de Casaduerdo estaban relegados en el basurero de la memoria. Vivía en su nueva casa de La Manga, dueña absoluta de su destino…”286. Aunque con el paso del tiempo no todo era perfecto. El Doctor Juvenal Urbino había mantenido por un tiempo una amante, Bárbara Lynch “El doctor Juvenal Urbino la había conocido cuatro meses antes, esperando el turno en la consulta externa del Hospital de la Misericordia y se dio cuenta al instante de que algo irreparable acababa de ocurrir en su destino”315, por lo que Fermina por orgullo se fue a visitar a su prima Hildebranda. Por causa de este viaje y que Fermina no se presentara a los eventos sociales, Florentino comienza a averiguar y le dicen que la habían visto por la noche tomarse un barco con destino a Panamá con un velo que escondía lo avanzada de su enfermedad “Decían que alguien la vio subir una medianoche del junio anterior en el trasatlántico de la Cunard, rumbo al Panamá, y que llevaba un velo oscuro para que no se le notaran los estragos de la enfermedad vergonzosa que la iba consumiendo.”304, 305.
    El esposo sabía que ella volvería cuando se le pasase el enojo, sin embargo ella estaba segura de que no se le pasaría, aunque el doctor Urbino termina yéndola a buscar “El doctor Juvenal Urbino tomó la decisión de ir por ella después de recibir el informe del obispo de Riohacha.”332 y Fermina feliz vuelve con el a su ciudad “Creyó morir de alegría”332. Pero lamentablemente el día de Pentecostés el doctor muere tratando de agarrar el loro al cual le enseño a hablar.
    Cuando Florentino se entero de la muerte de el doctor Juvenal Urbino le recordó a la esposa del difunto la promesa que le había hecho “Fermina-le dijo-: he esperado esta ocasión durante mas de medio siglo, para repetirte una vez más el juramento de mi fidelidad eterna y mi amor para siempre.”72, y así nuevamente Florentino comenzó a mandarle cartas a Fermina Daza, las cuales eran contestadas “Florentino Ariza no se refirió siquiera a la carta tremenda que ella me había mandado, sino que intentó desde el principio u método distinto de seducción, sin ninguna referencia a los amores del pasado, ni al pasado simple: borrón y cuanta nueva”380. Sin embargo un día se apareció por sorpresa en la casa y así las vistas se fueron haciendo más consecutivas ganándose su confianza y amistad “Vuelva cuando quiera-dijo ella-. Casi siempre estoy sola. Cuatro días después, el martes, volvió sin anunciarse, y ella no esperó a que sirvieran el té para hablarle de cuánto le habían servido las cartas.”400. Luego de un tiempo la invitó a que realicen un viaje juntos, al cual ella acepta “En algunas de las primeras visitas, hablando de sus buques, Florentino Ariza le había hecho a Fermina Daza una invitación formal para que fuera en un viaje de descanso por el río” 420. En ese viaje Fermina comienza a enamorarse de Florentino a pesar de la edad que tenían “Ya en la puerta del camarote trató de despedirse con un beso pero ella le puso la mejilla izquierda. Él insistió, ya con la respiración entrecortada, y ella le ofreció la otra mejilla con una coquetería que él no le había conocido de colegiala. Entonces insistió por segunda vez, y ella lo recibió en los labios…”434 , pero llega el momento de volver a casa, por eso izan la bandera amarilla del cólera bajando a todos los pasajeros quedando solamente Fermina, Florentino, el capitán del barco y una mujer al cual pasaron a buscar luego que era importante para él “Así que la Nueva Fidelidad zarpó al amanecer del día siguiente, sin carga ni pasajeros, y con la bandera amarilla del cólera florando de júbilo en el asta mayor. Al atardecer recogieron en Puerto Nare una mujer más alta y robusta que el capitán…Se llamaba Zenaida Neves, pero el capitán la llamaba Mi Energúmena: una antigua amiga suya…”445. Hasta que la Sanidad del Puerto ordenó detener el barco y en cambio de detenerse cambiaron el destino y así estarían toda la vida “Empezaban a desayunar en silencio, cuando un bote de gasolina de la Sanidad del Puerto ordenó detener el barco”449 “-Sigamos derecho, derecho, derecho, otra vez hasta La Dorada”450 “-¿ Y hasta cuando cree usted que podemos seguir en este ir y venir del carajo?- le pregunto”… “-Toda la vida- le dijo”451
    Algunos de los recursos de estilo que predominan en esta reseña son:
    Heterostiquio:
    Me casaría con mi tocaya Leona. No puedo imaginarme una esposa mejor. Pág 350
    Metáfora:
    Es la vida, madre- dijo él-. Uno se vuelve verde en París. Pág 143
    Leiv-Motiv:
    - Lo que quisiera es largarme de esta casa, caminando, derecho, derecho, derecho, y no volver nunca más- dijo. Pag 421
    - Sigamos derecho, derecho, derecho, otra vez hasta La Dorada. Pág 450
    Sinestesis:
    Puso la carta mojada sobre la cama, encendió la veladora en la mesa de noche, y con una calma fingida que era un recurso muy suyo para sentarse se quitó la chaqueta empapada...De pronto se estremeció porque no supo donde estaba la carta, y era tal su nerviosismo que sorprendió al encontrarla, pues no recordaba haberla puesto sobre la cama. Pág 376/377
    Anáfora:
    Trató de seducirla con toda clase de halagos. Trató de hacerle entender que el amor a su edad era un espejismo… Pág 109

      Current date/time is Mon Dec 05, 2016 9:45 pm