"Bestiario" (Julio cortazar) - Martin de la Mano, 1º GEA, Las Nieves

    Share

    Martin de la Mano

    Posts : 1
    Join date : 16/05/2010

    "Bestiario" (Julio cortazar) - Martin de la Mano, 1º GEA, Las Nieves

    Post  Martin de la Mano on Sun May 23, 2010 10:45 pm

    Bestiario
    CASA TOMADA

    PERSONAJES:
    Principales.
    Narrador: “Entramos en los cuarenta años” (página 13); tiene 40 años.
    “Yo aprovechaba esas salidas para dar una vuelta por las librerías y preguntar vanamente si había novedades en literatura francesa” (página 14); es un hombre culto a quien le gusta la literatura francesa.
    “A veces llegamos a creer que era ella la que no nos dejó casarnos” (página 13); era soltero y dedicó su vida a mantener y cuidar la casa donde vivía.
    “Hacíamos la limpieza por la mañana, levantándonos a las siete y a eso de las once yo le dejaba a Irene las últimas habitaciones por repasar y me iba a la cocina. Almorzábamos a mediodía, siempre puntuales” (página 13), el narrador era una persona limpia, ordenada y muy rutinaria.

    Irene: “Entramos en los cuarenta años con la inexpresada idea de que el nuestro, simple y silencioso matrimonio de hermanos” (página 13); tiene 40 años y es la hermana del narrador
    “A veces llegamos a creer que era ella la que no nos dejó casarnos” (página 13); al igual que su hermano era soltera y también dedicó su vida a mantener y cuidar la casa donde vivía.
    “Irene era una chica nacida para no molestar a nadie. Aparte de su actividad matinal se pasaba el resto del día tejiendo en el sofá de su dormitorio” (página 14); el personaje femenino era una mujer tranquila y sencilla y le gusta pasar el día tejiendo.
    “Hacíamos la limpieza por la mañana, levantándonos a las siete y a eso de las once yo le dejaba a Irene las últimas habitaciones por repasar y me iba a la cocina. Almorzábamos a mediodía, siempre puntuales” (página 13), Irene al igual que su hermano, también era una persona limpia, ordenada y muy rutinaria

    Secundarios.
    María Esther: “ […] a mí se me murió María Esther antes de que llegáramos a comprometernos” (página 13); este personaje es el fallecido amor del narrador, esta muere antes del matrimonio.

    LUGAR:
    La historia transcurre en la casa en la que viven el narrador y su hermana.

    TEMA:
    El cuento narra cómo los dos hermanos son expulsados de su propia casa familiar a causa de “algo o alguien” que se va apoderando de ella, desalojándolos poco a poco hasta expulsarlos completamente.

    SÍNTESIS:
    El narrador nos cuenta que él y su hermana Irene siempre han vivido juntos en una casa muy antigua y espaciosa, dedicándose casi exclusivamente a mantenerla y cuidarla.
    Ninguno de los dos trabaja, se mantienen con el dinero que reciben de unos campos
    Tras la descripción de la casa y de las costumbres de sus habitantes, el narrador nos cuenta que a causa de unos ruidos extraños, él y su hermana tienen que ir abandonando partes de la casa porque ésta es paulatinamente tomada por extraños.
    El carácter de ambos personajes se mantiene igual a lo largo de todo el cuento. Siempre se comportan del mismo modo, siguiendo sus rutinas como si nada sucediera.
    Finalmente, la casa termina por ser totalmente tomada y sus dueños tienen que irse.
    Al hacerlo cierran la puerta de entrada con llave y arrojan esta a la alcantarilla para que ningún ladrón entre y se encuentre con la casa tomada.
    El narrador nuca describe a los intrusos ocupantes y tanto él como su hermanan Irene se resignan a abandonar la casa que los ha mantenido juntos, a la que han dedicado tanto tiempo, sin ningún intento de lucha y sin llevarse de ella nada más que un reloj.

    CARTA A UNA SEÑORITA EN PARIS

    PERSONAJES:
    Principales.
    Narrador: “[…] porque me duele ingresar en un orden cerrado” (página 23); no lo gustaba la rutina.
    “Usted se ha ido a Paris, yo me quede con el departamento de la calle Suipacha, elaboramos un simple y satisfactorio plan de mutua convivencia hasta que septiembre la traiga de nuevo a Buenos Aires y me lance a mí a alguna otra casa.”(página 24); el narrador se muda a la casa de Andrée de forma temporal.
    “Cuando siento que voy a vomitar un conejito” (página 25); vomitaba conejitos.

    Secundarios.
    Andrée: “Usted se ha ido a Paris, yo me quede con el departamento de la calle Suipacha, elaboramos un simple y satisfactorio plan de mutua convivencia hasta que septiembre la traiga de nuevo a Buenos Aires“(página 24); Andrée es la señora de la casa a la que se ha ido a vivir el narrador. Ella se ha ido por un tiempo a Paris.

    Sara: “Sara esperaba arriba para ayudarme a entrar las valijas” (página 28), “[…] Sara se lleva la bandeja con un menudo tintinear de tenacillas de azúcar” (página 30); Sara es la mucama de Andrée, vive en el departamento y atiende servicialmente al narrador.
    “Sara no vio nada, la fascinaba demasiado el ardo problema de ajustar su sentido del orden en mi valija-ropero, mis papeles y mi displicencia ante sus elaboradas explicaciones donde abundaba la expresión por ejemplo.” (página 28); era muy ordenada.
    “Sara es también amiga de saetas y pasodobles” (página 29); a este personaje les gustaba escuchar música española, lo que puede también indicar su nacionalidad.

    LUGAR:
    La historia transcurre en un departamento en la calle Suipacha que es propiedad de Andrée.

    TEMA:
    El cuento narra la carta que dirige un señor (el narrador) a Andrée (una señorita en Paris) contándole los detalles de su mudanza al departamento de ella y las circunstancias vividas en él hasta su suicidio.

    SÍNTESIS:
    El narrador, protagonista de esta historia, nos cuenta a través de la carta redactada para Andrée que, en principio, no era un gran problema para él vomitar un conejo de vez en cuando.
    Sin embargo, esto se convirtió en una gran preocupación desde el momento que se mudara al departamento de Andrée (con quien lo une una relación que no se encuentra desarrollada en la obra) y debiera compartirlo con Sara, la mucama.
    Tras instalarse en el departamento, los conejos vomitados, de inexplicable procedencia se multiplican causando numerosos daños a la propiedad.
    El narrador se ve obligado a encerrarlos durante el día, a cuidarlos de noche y a arreglar, muchas veces en vano, los destrozos.
    Finalmente, cuando el número de animales superó los diez, el protagonista sin poder resolver la situación, arroja a los conejos por el balcón y se suicida.

    LEJANA

    PERSONAJES:
    Principales.
    Alina Reyes de Aráoz: “Anoche fue otra vez, yo tan cansada de pulseras y farándulas, de pink champagne […]” (página 37); la protagonista es una mujer joven, burguesa, de vida ociosa y frívola.
    “[…] quiero dormir y soy una horrible campana resonando, una ola, la cadena que Rex arrastra toda la noche contra los ligustros.”; (página 37), sufre de insomnio y lo padece.
    “[…] mirándolo tan feliz a Luis María acodado en la cola que le hacía como un marco, él mirándome contento con cara de perrito […], los dos tan cerca y tan queriéndonos” (página 39); ellos se amaban
    “[…] bailando con Luis María, basándolo o solamente cerca de Luis María” (página 40), ellos se amaban.
    “[…] cuando Luis María baila conmigo y su mano en la cintura me va subiendo como un calor a mediodía […]” (página 40), Alina está enamorada y de novia con Luis María.

    Secundarios.
    Nora: “Nora que dice dormirse con luz, con bulla, entre las urgidas crónicas de su hermana a medio desvestir” (página 37), la prima de Alina quien goza de muy bien sueño.
    Luis María: “[…] mirándolo tan feliz a Luis María acodado en la cola que le hacía como un marco, él mirándome contento con cara de perrito […], los dos tan cerca y tan queriéndonos” (página 39); ellos se amaban.
    “[…] bailando con Luis María, basándolo o solamente cerca de Luis María” (página 40); ellos de amaban.

    “[…] cuando Luis María baila conmigo y su mano en la cintura me va subiendo como un calor a mediodía […]” (página 40), Luis María también está enamorado de Alina, es su novio.
    “Alina Reyes de Aráoz y su esposo llegaron a Budapest el 6 de Abril” (página 47); Luis María es el esposo de la protagonista.

    La mujer de sus sueños –La Lejana-: “[…] a ésta que no es la reina […] que será cualquier cosa, mendiga en Budapest, pupila de mala casa en Jujuy o sirvienta en Quetzaltenango, cualquier lado lejos y no reina.” (Página 38); la lejana es muy diferente a Alina y tienen vidas completamente distintas.
    “[…] la harapienta mujer de pelo negro y lacio esperaba con algo fijo y ávido en la cara sinuosa, en el pliegue de las manos un poco cerradas pero ya tendiéndose” (página 48); el aspecto físico de la lejana no puede comparase con el de Alina, porque el autor no hace referencia a él respecto a esta última.

    LUGAR:
    Al principio la historia transcurre en Buenos Aires para finalmente culminar en la ciudad de Budapest.

    TEMA:
    El cuento redactado en forma de diario- narra las circunstancias y sensaciones que vive una mujer joven de vida acomodada que sufre en principio de insomnio y de la constante reiteración de un sueño que la llena de inquietud. Se muda a Budapest con su esposo y ve al a mujer harapienta de su sueño se abrazan y la harapienta toma se lugar y Alina el de la harapienta.

    SINTESIS:
    Alina Reyes, la protagonista de esta historia, nos cuenta a través de su diario la inquietud que le causa no poder conciliar bien el sueño.
    Día tras día sufre –en principio- de insomnio y reiterados sueños que siempre la relacionan con la misma desconocida y lejana mujer que nada tiene que ver con ella y su estilo de vida.
    Si bien en un principio odia esta situación y las sensaciones que todo ello le produce, poco a poco experimenta hacia ella, la Lejana, sentimientos de súbita y necesaria ternura.
    Tal es su confusión que hasta llega a dudar de su salud mental.
    La idea de un encuentro va penetrando poco a poco en su mente.
    Con ese fin contrae matrimonio y parte de luna de miel a Budapest, donde finalmente encuentra el puente de su sueño, sobre un río helado, con la lejana harapienta tal como la soñó tantas veces.
    Alina, ya dentro de su propio sueño y sin poder escapar de él, se abraza con la Lejana, llora, le duele el cuerpo como si ella misma hubiera recibido los golpes y castigos de la harapienta, se le llenan los zapatos rotos de nieve y se ve a sí misma –la lindísima Alina Reyes de Araoz- alejarse sin mirar atrás.

    ÓMNIBUS

    PERSONAJES:
    Principales
    Clara: “[…] como si alabara su figura prolija, los zapatos que la hacían más esbelta, su cuellito blanco sobre la blusa crema” (página 52); la protagonista era una mujer joven, prolija, esbelta y de cuidada apariencia.

    Joven pasajero: “Era un lindo muchacho sencillo y franco, tal vez un dependiente de farmacia, o un tenedor de libros, o un conductor” (página 57); era la apariencia del personaje.

    Secundarios
    Guarda del ómnibus: “El guarda esperaba con cara de pocos amigos, retacón y compadre sobre sus piernas combadas, chancero para aguantara los virajes y las frenadas” (página 52); describe la apariencia física del personaje y su facilidad para adaptarse a los movimientos del ómnibus.
    Conductor el ómnibus: “Era un rubio huesudo con cara de hambre,” (página 52); tal como se describe la apariencia física de este personaje.
    Resto de los pasajeros del ómnibus:
    1.- “[…] la señora con el gran ramo de claveles” (página 53)
    2.- “[…] un viejo de cuello duro con ramo de margaritas” (página 53)
    3.- “El señor de la tercera ventanilla […] llevaba claveles casi negros apretados” página 54)
    4.- “Las dos muchachitas de nariz cruel que se sentaban adelante en uno de los asientos laterales” (página 54)
    5.- “[…] los jóvenes del asiento posterior” (página 54)

    De todos ellos no realiza una descripción física, si no simplemente la actitud asumida respecto de ambos personajes principales. (Páginas 53 en adelante)
    LUGAR:
    La historia tiene lugar en la Ciudad de Buenos Aires, se inicia en una casa del barrio de Villa del Parque, transcurre mayormente durante un viaje en el colectivo 168 desde Villa del Parque hasta el barrio de Retiro y culmina con los personajes principales en la plaza de este último barrio.

    TEMA:
    El cuento narra los pormenores del viaje que realiza Clara en el ómnibus 168, las circunstancias que le tocan vivir durante el mismo y las sensaciones que experimenta durante él y, finalmente, al abandonar el ómnibus camino a su destino.

    SINTESIS:
    Clara, la protagonista de esta historia, sale de su trabajo y toma el colectivo 168 rumbo a Retiro, ante la primera sorpresa del guarda y del conductor.
    Paulatinamente, se da cuenta de la mirada insistente y desagradable del resto de los pasajeros, reparando en que todos ellos llevaban ramos de flores.
    La actitud no sólo de quienes viajan con ella, sino también del guarda y del conductor la mantienen inquieta y nerviosa.
    Es entonces cuando un joven, también sin flores, sube al mismo ómnibus. Al igual que Clara este muchacho recibe las insistentes miradas de desaprobación de los pasajeros, el guarda y el conductor.
    La situación se hace muy incómoda para ambos, creando entre Clara y el joven un lazo de fraternidad y colaboración que los hace fuertes para afrontar el rechazo cada vez más agresivo del resto de los pasajeros.
    Cuando los pasajeros que llevaban flores se bajan del ómnibus en la parada del cementerio del barrio de Chacharita, Clara y el joven, ya un poco más tranquilos, idean un plan para bajarse en la estación de Retiro.
    Casi escapando del asedio del conductor del colectivo alcanzan la plaza tomados del brazo, en silencio y temblando, como de felicidad.
    Sin embargo, su vínculo se rompe cuando compran flores, un ramo para cada uno, tal como llevaban sus compañeros de ómnibus.

    CEFALEA

    PERSONAJES:
    Principales.
    Las mancuspias: “[…] ahora con el calor del verano se llenan de caprichos y versatilidades […]; las mayores están mudando el pelaje del lomo […]” (página 67); son unos animales mañosos y peludos.
    “Le echamos diez glóbulos de Nux Vomica en el pico […]”, (página 81), tienen pico.
    “Nos cuesta atender a los animales enfermos […]” (página 67), varios de las mancuspias están enfermas.
    “Las mancuspias nos entretienen mucho, en parte porque están llenas de sagacidad y malevolencia, […]”, (página 70); son animales astutos y antipáticos.
    Narrador: “Cuidamos las mancuspias hasta bastante tarde […]” (página 68); es una de las personas encargada de criar y cuidar a estos animales; no es el único.
    “No nos sentimos bien […]” (página 68); tanto él como sus compañeros están enfermos.
    “Mientras no pase de eso y no aparezcan las cefaleas, podemos seguir. Ahora es febrero, en mayo estarán vendidas las mancuspias y nosotros a salvo por todo el invierno” (página 70), “[…] cómo admitir ahora la posibilidad de cefalea cuando todo depende de nuestro trabajo.” (página 76); está preocupado por enfermar y no poder continuar con su trabajo; aunque no surge claramente si su idea de a salvo hace referencia a un aspecto económico o de salud física.
    “Al principio éramos optimistas, todavía no hemos perdido la esperanza de ganar una buena suma con la venta de las crías jóvenes.” (página 75); “Sólo trabajando y con salud podemos tolerar una conjuración que nos agobia […]” (página 75); lentamente es presa del desánimo.

    Secundarios.
    Leonor: “Ya andan Leonor y el Chango alborotando fuera, y cuando salimos con los termómetros y las bateas para el baño, los dos se precipitan al trabajo como queriendo cansarse pronto, organizando su haraganeo de la tarde.” (página 70); es una de las empleadas de la granja/criadero, posee un carácter más vivaz que el resto.
    “A Leonor le toca dar de comer a las madres, y lo hace muy bien; nunca vimos que errara en la distribución de porciones” (página 71); es una empleada dedicada y responsable que realiza muy bien su tarea.

    Chango – El Chango: “Ya andan Leonor y el Chango alborotando fuera, y cuando salimos con los termómetros y las bateas para el baño, los dos se precipitan al trabajo como queriendo cansarse pronto, organizando su haraganeo de la tarde.” (página 70); al igual que Leonor, es otro de los empleados de la granja/criadero, también con un carácter más avispado.
    “Desconfiamos un poco del Chango, nos parece que se bebe el vino; […]” (página 71), no es merecedor de la confianza de sus compañeros, su actuar levanta sospechas.
    “[…] al principio casi no nos afecta la fuga del Chango y Leonor. Sin preaviso, sin cumplir para nada el estatuto, se nos han ido anoche los muy hijos de puta, llevándose el caballo y sulky, la manta de una de nosotros, el farol a carburo, el último número de Mundo Argentino” (página 75); la personalidad que se describe previamente le alcanza para romper las reglas.

    Dr. Harbín: “[…], se cumplen sin comentarios ni desalientos las instrucciones del doctor Harbín.” (página 69), doctor a cargo del criadero o granja, quien imparte instrucciones a los empleados con autoridad que no merece oposición.
    “Creemos necesario documentar estas fases para que el doctor Harbín las agregue a nuestra historia clínica cuando volvamos a Buenos Aires.” […] el doctor Harbín prefiere conocer los detalles circundantes de los cuadros.” (página 74 y 75); no quedar claro si la labor de este personaje está dedicada a los animales o, a cuidar la salud de las personas que crían a estos o, a ambos.

    LUGAR:
    La historia transcurre en criadero de animales instalado en un pequeño valle rodeado de médanos inmensos a seis leguas del pueblo de Puan, Provincia de Buenos Aires.

    TEMA:
    La historia narrada en primera persona nos cuenta los detalles de la vida y trabajo en un criadero/granja de animales, las sensaciones y preocupaciones vividas por quienes trabajan allí.

    SINTESIS:
    El narrador nos cuenta como él y un grupo numerosos y mixto de personas se dedican a criar y cuidar unos animales a los que llama mancuspias.
    Tras la descripción de lo rutinario y pesado del trabajo diario, el narrador se muestra -en un principio- entusiasmado con la empresa.
    Sin embargo, poco a poco la situación se torna angustiante, debido, no sólo a las variadas enfermedades que, transmitidas por las mancuspias, contagian a sus criadores –obligados a medicarse diariamente-, sino también por las necesidades que se ven obligados a sortear ante la huida de dos de los personajes, Leonor y el Chango.
    El carácter y el ánimo del narrador tanto como el de los otros trabajadores cambia durante el relato mostrando señas de angustia y preocupación.
    El cansancio, las enfermedades, la huida de Leonor y el Chango, sin comida y sin medio de transporte para conseguirla desencadenan los hechos.
    Las privaciones a las que se ven obligados a soportar humanos y animales acelera el final.
    En tales circunstancias casi no pueden cuidarse ellos mismo, menos a las mancuspias; la situación es insalvable.
    Finalmente, las mancuspias mueren una a una de hambre

    CIRCE

    PERSONAJES:
    Principales.
    Mario: “No los había querido nunca, solo la sangre y el miedo a estar solo lo ataban a su madre y a los hermanos” (página 85); este personaje no ama a su familia, solo está con ellos por miedo a quedarse solo.
    “Con los vecinos fue directo y brutal, a don Emilio lo puteo de arriba abajo […]. A la de la casa de altos le negó el saludo […]” (página 85), es de temperamento fuerte y fiel a sus sentimientos, los cuales defiende seriamente.
    “[…] los domingos se iban a Palermo o de picnic sin siquiera avisarle” (página 86); la familia no quería ir a pasear con él.
    “Mario cumplió diecinueve años, Delia vio llegar sin fiestas [...] los veintidós” (página 87); tenía tres años menos que Delia.
    “Cuando la tomaba del brazo para cruzar la calle, o al subir la escalera de la estación Medrano, […]” (página 88); era muy educado y atento con Delia.
    “Mario se acordaba de esa tarde porque acababan de ascenderlo, […]” (página 91), era empleado y buen trabajador.

    Delia Mañara: “[…] era fina y rubia, demasiada lenta en sus gestos […] y usaba vestidos claros con faldas de vuelo libres” (página 86); era delicada, de cabellos rubios, pausada; cuidadosa con su apariencia y vestir alegre.
    “[…] todos los animales se mostraban siempre sometidos a Delia […]” (página 87); poseía un extraño y especial poder sobre los animales.
    “La madre decía que Delia había jugado con arañas cuando chiquita” (página 87); “Y las mariposas venían a su pelo […], pero Delia las ahuyentaba con un gesto liviano” (página 87), prefería ciertos animales a otros, y en ese sentido sus preferencias eran extrañas
    “Los Mañara alababan los licores de Delia; […]” (página 90); Delia fabricaba licores caseros.
    “[…] le dijo a Mario que sabía hacer bombones.” (página 91); también fabricaba bombones caseros.
    “[…] midió Mario esa noche la fragilidad de la paz de Delia, […]” (página 96); su personalidad calma y apacible se alteraba fácilmente.

    Secundarios.
    Héctor: “[…] se tiro en Puerto Nuevo.” (página 87); los diarios decían que se había suicidado.

    Rolo Medicis: “La muerte de Rolo Medicis […] se muere de Síncope” (página 87 y 88); los Mañara decían que se había muerto de un ataque al corazón.
    “Rolo era un muchacho solo y tranquilo con plata y un Chevrolet doble faetón” (página 89); estaba muy bien económicamente, tenía una personalidad solitaria y apacible.

    Los Mañara –madre y padre de Delia: “Hasta los Mañara eran raros, con su manera de aludir a Rolo y a Héctor sin violencia, como si estuviesen de viaje” (página 90); los padres de Delia eran personas extrañas; evasivas.
    “Otras gentes no iban a ver a los Mañara. Asombraba un poco esa ausencia de parientes o de amigos.” (página 93); eran personas solitarias, sin vida social de ningún tipo, casi aisladas.
    “Delia logró el licor de naranja concentrado, […]. Los Mañara no quisieron probarlo, seguro de que les haría mal.” (página 93); “[…] los Mañara hubieran rehusado probar sabores nuevos; preferían los caramelos comunes y si delia dejaba una caja […] escogían las formas simples, la de antes, y hasta cortaban los bombones para examinar el relleno” (página 97); los padres de Delia desconfiaban de las recetas de su hija.
    “Se notaba que también los Mañara hubieran querido decirle algo y no se animaban” (página 99), ocultaban un secreto que no se decidían a compartir con Mario.

    Madre Celeste: “No los había querido nunca, sólo la sangre y el miedo a estar solo lo ataban a su madre y al os hermanos.” (página 85); es la madre de Mario y tienen otros hijos.
    “[…] ni parpadeo cuando su madre hizo ademán de cruzarle la cara con una toalla.” (página 86); de carácter fuerte.
    “La odian porque no es chusma como ustedes, […]” (página 86), vive siempre atenta a las murmuraciones y habladurías sobre los demás.

    “Después de eso fue la ruptura manifiesta; lo dejaban solo, le lavaban la ropa como por favor, los domingos se iban a Palermo o de picnic sin siquiera avisarle.” (página 86); era muy severa.

    “Los domingos se quedaba de sobremesa con los suyos, y Madre Celeste se lo agradecía sin sonreír, pero dándole lo mejor del postre y el café muy caliente.” (página 92); era una persona de carácter duro a quien le costaba demostrar y hablar de sus sentimientos. Ama a su hijo y está muy preocupada por él y su elección.

    Tía Bebe: Personaje sin caracterizar.

    La de la casa de altos: “Primero fue la de la casa de altos, su manera vacuna de girar despacio la cabeza, rumiando las palabras con delicia de bolo vegetal” (página 85); es una mujer de aspecto robusto y gestos lentos.

    “[…] los sollozos que la de la casa de altos dijo haber oído en el zaguán de los Mañara la noche en que murió Rolo (pero antes del golpe), […]” (página 89); era chismosa.

    Don Emilio: “[…] y hasta don Emilio, siempre tan discreto [...]” (página 85); vecino de carácter reservado que, sin embargo, cae en los mismos chismes que el resto.
    LUGAR:
    La historia transcurre en la ciudad de Buenos Aires, en el barrio de Almagro, con episodios que se suceden tanto en la casa de Mario, como en la de Delia.

    TEMA:
    El cuento nos habla de un hombre joven que, desde su niñez, estuvo enamorado de Delia, una muchacha unos pocos años mayor él, quien tenía mala fama porque sus vecinos la creían la asesina de sus dos novios anteriores.

    SÍNTESIS:
    El narrador nos cuenta la historia de Mario, un joven enamorado desde hace largos años de una vecina, Delia, algunos años mayor que él.
    Delia es una joven misteriosa que vive con sus padres y no goza de la simpatía de ninguno de sus vecinos, quienes sospechan que ella asesinó a sus anteriores pretendientes.

    Mario, furioso con tales murmuraciones, se aleja de su familia y lentamente comienza una relación con Delia, anhelando alejarla de su tristeza y de los malos recuerdos que, piensa, le dejaron los dos noviazgos anteriores.

    La familia de Mario no acepta su noviazgo; creen que Delia es una persona muy extraña, sospechan de ella y temen por él.

    Muy por el contrario los padres de Delia animan la relación pero se mantienen evasivos y distantes.

    Si bien en un primer momento Delia se mostró fría y alejada de Mario, poco a poco retoma cierta vivacidad y reinicia la fabricación casera de licores y bombones, abandonada tras la muerte de su último novio.

    A pesar de la desconfianza de los padres de Delia, Mario, entusiasmado con la nueva actitud de su enamorada, la anima a la tarea y se muestra dispuesto a probar a oscuras cada una de las nuevas recetas, bajo el pretexto de descubrir sólo con el gusto los ingredientes misteriosos.

    Sin hacer caso a las advertencias anónimas que recibe, y muy molesto con ellas, Mario le propone matrimonio a Delia a pesar de las rarezas que poco a poco comienza a notar en ella.
    Curiosamente, Delia parece ejercer una rara influencia entre los animales que la rodean, prefiriendo a aquellos que otros alejarían.
    El noviazgo continúa, los padres de Delia cada vez más agitados y pendientes del destino de la relación; Mario siempre dispuesto a probar los bombones de Delia.

    Una noche cuando los Mañara los dejaron sólo Delia le ofreció una nueva receta a su enamorado; Mario ya advertido por el gato moribundo que encontró en su paso por la cocina, comprendió lo que se negó a saber durante largo tiempo, deshizo el bombón entre sus dedos y descubrió en su interior restos de cucaracha mezclados con mazapán y menta.

    Furioso enfrentó a Delia quien ahogada en llanto no podía controlar su ataque de nervios al ver que su cometido no se cumplía. Mario intentó silenciar sus gritos inútilmente, silenciar nuevos chismes inútilmente.
    Finalmente, se alejó de ella lleno de tristeza, no sólo por la trastornada Delia, sino también por sus padres que no lograban deshacerse de ella.

    CIRCE:

    Circe es un personaje de la mitología. Es una semidiosa, hechicera que pasaba su tiempo subiendo a las montañas por plantas venenosas y demás elementos de hechicería que, cuando la noche caía, se ocupaba de destilar y preparar en secreto. A su primer marido, que era rey, lo mato con uno de sus múltiples brebajes, ganándose el odio de todo el pueblo, por lo cual se va a Italia. Tenía la capacidad de convertir a los hombres en animales, dejándolos concientes de su estado.
    Un marinero que tuvo que soportar tal vergüenza fue Odiseo quien vio como toda su tripulación se convertía en cerdos. Sin embargo, él resistió gracias al ajo dorado, una planta que Hermes le regaló y acudió al palacio de Circe y obligándola a devolver su forma a los marineros y ella, que le hizo caso, extrañada de que alguien se le resistiera se enamoró perdidamente de él.
    Encontramos aquí un gran paralelismo con Delia, que fabricaba de modo secreto en la cocina de su casa los licores y bombones, que luego daba de probar a sus novios, llevándolos a la muerte.
    Ve las cosas con claridad, y entiende todas las rarezas que pudo observar durante su relación con Delia.

    LAS PUERTAS DEL CIELO

    PERSONAJES:
    Principales.
    Narrador: “Pase, doctor, pase a verla.” (página 109); el narrador es doctor.
    “Mauro y Celina no habían sido mis cobayos, no. Los quería, cuanto los sigo queriendo. Solamente que nunca pude entrar en su simpleza.” (página 110); el narrador es amigo de ambos y los quiere, a pesar de ser y tener vidas diferentes.
    “Yo soy el doctor Hardoy, un abogado que no se conforma con el Buenos Aires forense o musical o hípico, y avanza todo lo que puede por otros zaguanes. Ya sé que detrás de esto está la curiosidad, las notas que llenan poco a poco mi fichero. Pero Celina y Mauro no.” (página 110); el narrador es abogado. Su personalidad no le permite conformarse solo con el ejercicio de la profesión, la vida social desarrollada entre bailes y visitas al Hipódromo. Es una persona curiosa a quien le gusta registrar/anotar sus observaciones y análisis sobre distintas situaciones y personas. Sin embargo ello no ha sucedido con Celina y Mauro a quien quiere mucho.

    Celina: “[…] al pelo negro lacio naciendo de una frente baja que brillaba como nácar de guitarra, al plato playo blanquísimo de su cara sin remedio.” (página 109), el personaje femenino de esta historia es caracterizado como alguien de facciones armoniosas.
    “-Buenos, vos sabés que estaba muy mal del pulmón.” (página 110), estaba enferma de tuberculosis.
    “Se defendían de la tierra abierta. […] para ella y Mauro, la tuberculosis era “debilidad” (página 110/111); tanto ella y su pareja –Mauro- no querían pensar en la muerte, ni en la enfermedad.
    “A Celina le costó dejar el “doctor”, tal vez la enorgullecía darme el título delante de otros, mi amigo el doctor” (página 111); Celina se mostraba orgullosa de la amistad y el trato que le dispensaba un profesional.
    “[…] medí la grandeza de Celina, su coraje de pagarle a Mauro con unos años de cocina y mate dulce en el patio. Había renunciado a su cielo de milonga, a su caliente vocación de anís y valses criollos” (página 120), Celina era milonguera, trabajaba de eso antes de conocer a Mauro.

    Mauro: “Usté sabe cómo es él cuando se cabrea.” (página 108), tiene carácter fuerte.
    “Mirando de reojo a Mauro yo estudiaba la diferencia entre su cara de rasgos italianos, la cara del porteño orillero sin mezcla negra ni provinciana” (página 118); Mauro era de facciones europeas, sin mezcla de razas en su sangre.

    Secundarios.
    José María: amigo del narrador sin caracterizar.
    Peña, el loco Bazán, los dos hermanos menores de Mauro y un viejo indefinible: “Peña, el loco Bazán, los dos hermanos menores de Mauro y un viejo indefinible me saludaron con respeto” (página 109); personas respetuosas participantes del velorio de Celina.
    “Los amigos se ven en estos trances, dijo el viejo, dándome una mano que me pareció una sardina viva” (página 109), -el viejo/el viejo indefinible- amigo de Mauro y Celina enfermo de párkinson.

    LUGAR:
    La historia transcurre en distintos ambientes, por lado los lugares que frecuenta el narrador (su departamento, la Ciudad de Rosario, etc.) y por otro el departamento de Celina y Mauro, un bar sin identificar y finalmente una milonga llamada Santa Fe Palace, lugares aparentemente ubicados en la Ciudad de Buenos Aires.

    TEMA:
    El narrador nos relata las circunstancias que rodearon la muerte de su amiga Celina, la tristeza de su viudo y el constante recuerdo de la difunta.

    SÍNTESIS:
    El narrador, doctor Hardoy, abogado de profesión y protagonista de esta historia, nos cuenta los primeros momentos tras la muerte de su amiga Celina, enferma de tuberculosis.
    Hardoy dormía cuando es despertado por su amigo José María, quien le anuncia la muerte de Celina.
    Juntos deciden ir al encuentro de Mauro, el viudo, para acompañarlo y contener su gran tristeza.
    Instalados en el departamento de la pareja, Hardoy nos relata los preparativos del velorio, la reacción y cometarios de las personas que se acercan y, poco a poco, aparecen en su mente los recuerdos de los momentos vividos junto a Celina y Mauro.
    Sin poder quitar a Celina de sus pensamientos realiza –por temas profesionales- un viaje corto a la ciudad de Rosario.
    En viaje de regreso recuerda cuan diferentes era Celina y Mauro entre sí y como lentamente fueron acostumbrándose uno al otro.
    En su intento de distraer a Mauro de su pesar lo visita y para entretenerlo lo invita a dar una vuelta, entre charla y charla ambos terminan en el “Santa Fe Palace”, milonga de dudosa reputación, donde el viudo intenta inútilmente distraerse.
    El ambiente de la milonga no hace más que recordar a Celina, Hardoy no puede evitarlo, la recuerda tan bien que la siente presente.
    Finalmente, cuando se oye el tango preferido de la difunta, ambos creen verla entre la gente bailando en la pista, disfrutando del ambiente que siempre le gustó, de la música, del baile. Disfrutando de su paraíso, del cielo al que Mauro –a pesar de buscarla- no puede entrar.

    BESTIARIO

    PERSONAJES:
    Principales.
    Isabel: “La besaron tanto entre Inés y su madre” (página 129); era muy mimada.
    “Comían así: Luis en la cabecera, Rema y Nino de un lado, el nene y Isabel del otro […]” (página 131); era muy estructurada.
    “Isabel llevaba una libreta con los apuntes de los experimentos” (página 133); hacia experimentos y siempre llevaba con ella los apuntes, era muy metódica, ordenada.

    Nino: “[…] Nino todos rulos negros y ojos, bonito en su mono azul; claro que de tarde Luis lo hacía vestir muy bien” (página 130); Nino era muy guapo y elegante.
    “Comían así: Luis en la cabecera, Rema y Nino de un lado, el nene y Isabel del otro […]” (página 131); era muy estructurado.
    “Aunque solamente el nene y Nino protestaron” (página 132); tenía un carácter más fuerte que el resto.
    “Nino era fácil, hablaba y refería” (página 141); era locuaz.

    El Nene: “El Nene se quejaba a cada momento del calor” (página 131); era quejoso.
    “Comían así: Luis en la cabecera, Rema y Nino de un lado, el Nene y Isabel del otro […]” (página 131); era muy estructurado.
    “Aunque solamente el Nene y Nino protestaron” (página 132); como Nino, tenía un carácter más fuerte que el resto.
    “No entraban nunca en el estudio del Nene porque tenían miedo a su rabia” (página 132); además de fuerte, tenía un carácter difícil, irritable.
    “[…] al Nene saliendo a fumar al porche” (página 135); el nene fumaba.

    Luis: “Luis lo hacía vestir muy bien” (página 130); quería que su familia fuera elegante.
    “Luis casi siempre leía” (página 131); era muy culto.
    “Comían así: Luis en la cabecera, Rema y Nino de un lado, el nene y Isabel del otro […]” (página 131); era muy estructurado.
    “[…] se pasaba casi todo el día trabajando” (página 140); era muy trabajador.

    Rema: “[…] Rema, la menor de los Funes” (página 128); era la menor de la familia Funes.
    “Comían así: Luis en la cabecera, Rema y Nino de un lado, el nene y Isabel del otro […]” (página 131); era muy estructurada.
    “A Rema no les gustaba espiarlos” (página 135); Rema no era curiosa.

    Secundarios.
    Inés: “La besaron tanto entre Inés y su madre” (página 129); era muy cariñosa con Isabel.

    Madre de Inés: “La besaron tanto entre Inés y su madre” (página 129); al igual que Inés era muy afectuosa con Isabel

    Señorita Tania: Personaje sin caracterizar.

    Misia Lucera: Personaje sin caracterizar.

    Don Roberto: “Don Roberto es el capataz” (página 142); era un capataz.

    Doña Elisa: “Doña Elisa siempre guapa” (página 130); era muy guapa, linda, desenvuelta.

    Don Nicanor: “Pero estaba ahí, con don Nicanor florido y respetuoso, […]” (página 130); personaje galante y de buenos modales.
    “Don Nicanor menos canoso, apenas tres años atrás, […]” (página 130); el paso del tiempo lo ha avejentado y se le nota.

    LUGAR:
    La historia se inicia en la casa de Isabel, en la calle Constitución –Ciudad de Buenos Aires-, para luego trasladarse a la casa de la familia Funes en Los Horneros, provincia de Buenos Aires, donde termina.

    TEMA:
    Isabel es enviada por su madre a veranear a casa de su tía, donde transcurre sus días jugando con Nino. Durante su estancia y poco a poco, va descubriendo la vida, las personalidades y los sentimientos de cada uno de los personajes, incluso lo que ella misma siente y la lleva a contribuir con la tragedia final.

    SÍNTESIS:
    Isabel es una niña consentida que vive con su madre y con Inés, su hermana, quienes, no muy convencidas, la envían a pasar una temporada a la casa de la familia Funes, donde viven su tía Rema, Luís, el Nene, Nino y Don Roberto.
    Era verano y los Funes habían invitado a Isabel a pasar con ellos las vacaciones.
    Tras el viaje que realiza sola hasta Los Horneros, Isabel se instala en casa de su tía y comienza a relacionarse con el resto de los habitantes.
    Así pasa sus días jugando con Nino en la inmensa casa y en los jardines y bosques que la rodean; criando bichos, coleccionando hojas.
    Poco a poco Isabel descubre la tristeza que reina en la casa y entre los integrantes de la familia; alcanza a vislumbrar la especial relación que une a Rema y a Nino, la discordia que siembra el carácter fuerte e inestable de el Nene, la tristeza de su tía y el resentimiento causado por la última paliza que el Nene le propinó a Nino.
    En aquella casa y en esa familia la presencia de “algo” al que llaman “el tigre” imponía comportamientos, tiempos y modos de conducta.
    Todos viven pendientes de los movimientos de ese “algo” para así poder evitar su presencia y los peligros que ella acarrea.
    La familia y sus empleados se mueven por la casa y por su exterior de acuerdo a la presencia y a los pasos de “el tigre”.
    Es justamente un “mal entendido” acerca de la habitación ocupada por “el tigre”, lo que produce la tragedia. El Nene es atacado ante la sorpresa de Luis, el auxilio de don Roberto, la alterada alegría de Isabel y la reacción pacífica y condescendiente de Rema, plena de gratitud.

      Current date/time is Sat Dec 03, 2016 2:41 pm