Reseña de: Los ojos del perro siberiano y El Reino del Dragón de Oro.

    Share

    Micaela laganá

    Posts : 2
    Join date : 21/05/2010

    Reseña de: Los ojos del perro siberiano y El Reino del Dragón de Oro.

    Post  Micaela laganá on Fri May 21, 2010 8:05 pm

    Reseña:
    El Reino del Dragón de Oro.
    Isabel Allende.

    El libro trata de una nueva aventura de los miembros del Internacional Geographyc, Alex y Nadia.
    Kate, la abuela de Alex y escritora del Internacional Geographyc, tiene que ir al Reino Prohibido a hacer una nueva entrevista.
    Hasta ese momento, el Reino Prohibido nunca había sido entrevistado, se encontraba en los valles del Himalaya, un reino pacifista en la cual la religión es el budismo.
    La escritora Kate Cold es enviada allí para una nueva entrevista sobre una estatua valiosísima, el Dragón de Oro, que, según decían, revelaba a los monarcas el futuro.


    La historia comienza con el príncipe Dil Bahadur (cuyo nombre quiere decir “corazón valiente”) y un monje llamado Tensing, que era un Turku, la reencarnación de un gran lama de la antigüedad.
    El lama, Tensing, entrenaba al heredero del trono en las cumbres del Himalaya. Debía entrenarlo física, psicológica y espiritualmente para subir al trono.
    Dil Bahadur y Tensing debían dirigirse al Valle de los Yetis en busca de plantas medicinales, y allí conocen a Grr-Yrmpr, la hechicera y jefa en la tribu de los Yetis.
    Estos parecían estar cada vez más débiles y su tamaño había disminuido bastante, los guerreros no tenían fuerzas, las mujeres a penas y podían arrastrarse y las crías morían a los pocos días de nacer. La especie se estaba extinguiendo.
    Al ver esto, el lama Tensing decide revisar a los yetis, y descubren que todos, menos Grr-ympr (que era la más sana a pesar de ser más vieja) tenían la lengua morada.
    Pensaron durante muchas horas que podía ser la causa de la debilidad de la especie, y se dieron cuenta de que era el agua termal de un raro color lavanda, y le pidieron a la jefa de los yetis que nadie más debía beber de esa agua.
    Ella como agradecimiento, les mostró una salida secreta del valle para que acortaran su viaje.
    Mientras tanto, en Nueva York, Kate Cold había creado la Fundación Diamante con la ayuda de los diamantes de Nadia, y había dejado como dueño de la fundación al profesor Ludovic Leblanc mientras ella se encargaba del dinero.
    Esa misma tarde, recibe una llamada de su nieto Alexander pidiendo que lo dejara acompañarla al Himalaya. Kate, luego de pensarlo un rato y de tomar en cuenta de que Alex pagaría su pasaje decidió aceptar.
    Cerca de la casa de Kate, se encontraba un hombre conocido como “El Coleccionista”, el segundo hombre más rico del mundo. Se dedicaba a coleccionar cosas raras y de gran valor, y al haber escuchado sobre la leyenda de una estatua de un dragón de oro que era capaz de predecir el futuro, decidió conseguirla. Contrató a un hombre, llamado “El Especialista” que era capaz de conseguir lo que su cliente deseara, no importaba lo que fuera, desde secuestrar al Papa hasta cualquier otra cosa, claro que, cobraba una gran suma de dinero por ello.
    Jaguar se había vuelto más seguro de sí mismo y más popular luego de su visita al Amazonas, se había vuelto más maduro y el agua de la salud había curado a su madre. Su familia ya estaba volviendo a la normalidad, el cabello de Lisa estaba creciendo y su padre y sus hermanas volvían a sonreír.
    Al llegar al aeropuerto de Nueva York, Kate le da la sorpresa a Alex de que Nadia viajaría con ellos. Kate tenía la esperanza de que Nadia pudiera quedarse con ella en Nueva York.
    Alex y Nadia se mantenían en contacto a través de cartas que se enviaban, aunque tardaban más de un mes en llegar.
    Pronto también se encontraron con los fotógrafos Timothy Bruce y Joel González y continuaron con su vuelo al norte de India.
    En el vuelo conocen a Tex Armadillo, un hombre hippie que se vestía muy raro y tenía unos ojos celestes como un glaciar que dedicaban una mirada inexpresiva. A Águila y a Jaguar les pareció muy sospechoso que el hombre se encontrara también en el mismo hotel que ellos.
    Allí también conocen a Judit Kisnki, una jardinera europea que había sido contratada por el rey del Reino del Dragón de Oro para plantar tulipanes en los jardines.
    Alex y Nadia fueron a una excursión al fuerte rojo, en donde vieron a Tex Armadillo con unos hombres de piel azul vestidos con túnicas del mismo color, bastante sospechosos. Al ver que ellos se desviaban del grupo turístico, decidieron haceros seguirlos para averiguar que tramaban. Lo único que pudieron ver era que desplegaban un mapa sobre el suelo y que todos, menos Armadillo tenían una cicatriz en la mano derecha, con la forma de un escorpión.
    Al volver al hotel, le contaron a Kate lo que vieron y ella les pidió que se alejaran de ese hombre.
    Cuando llegaron al Reino Prohibido, el Rey recibió a Judit y la llevó al palacio, mientras el grupo del Internacional Geographyc se iba con Wandgi, su guía.
    Primero los dirigió a su casa, y les presentó a su hija Pema, y luego los acompañó al hotel, ya que el día siguiente, tendrían una entrevista con el Rey.
    Al llegar, el Rey se encontraba en su trono, con sus sirvientes e hijos a un lado, recostado a sus pies se encontraba su leopardo, el cual se alteró al ver a Alex. Nadia decidió hablar con él en el idioma de la selva y explicó que estaba así por que le parecía raro encontrarse con un Jaguar.
    La noche siguiente hubo una festividad, donde todo el pueblo salía a las calles a celebrar, y casi todo era gratis. Águila y Jaguar se alteraron bastante al ver a Tex Armadillo y a los hombres de azul que pertenecían a la secta del escorpión en el Reino prohibido y decidieron vigilarlos de cerca, pero unas horas mas tarde secuestraron a Nadia, Pema y a un par de muchachas más.
    Habían llevado a las chicas a una cueva en donde se encontraban más hombres de la secta del escorpión y una mujer con la misma marca en la frente y un látigo que se encargaba de cuidar a las chicas. No podían escapar.
    Una noche, Borobá llegó sin que lo vieran mientras los hombres dormían y uno montaba guardia en la entrada de la cueva. Nadia se alegró de verlo y decidió escapar, mientras Pema se quedaba con las demás chicas y ella iba por ayuda.
    Al salir, se dio cuenta de que no podía ir por donde habían llegado, por que los hombres de la secta podrían descubrirla, así que decidió subir la montaña y enviar a Borobá por ayuda. Cuando estaba intentando buscar un escondite, cayó en un hoyo y se dislocó el hombro izquierdo, comenzó a pedir ayuda haciendo una proyección mental de su animal totémico, un águila blanca.
    Dil Bahadur y Tensing vieron la proyección mental, y fueron en busca de la persona que la enviaba. Mientras tanto, Borobá había ido a buscar a Alex y lo conducía hacia donde estaba Nadia.
    Al llegar, se encontró con el heredero y con el monje, pensando que eran enemigos se preparó para atacar en la forma de su animal totémico, pero al darse cuenta de que no eran de la secta del escorpión no lo hizo.
    Se pusieron de acuerdo para rescatar a Nadia, y cuando Alexander pudo sacarla del hoyo, Tensing se dedicó a curarla. Cuando Águila recuperó la conciencia, hicieron un plan para rescatar a las demás chicas.
    Tex Armadillo y algunos guerreros azules se las habían arreglado para secuestrar al Rey, a Judit y robar el Dragón de Oro.
    Tensing había hipnotizado a un miembro de la secta para que le dijera el plan de Armadillo, y así se enteraron de lo que había ocurrido y de que planeaban llevarlos al Monasterio Chentan Dzong, así que se pusieron en marcha para ir a detenerlos.
    Antes de dirigirse al Monasterio, pasaron por el valle de los yetis para pedir ayuda, y Tensing hizo un trato con Grr-ympr. El se quedaría seis años enseñándole a los yetis como comportarse si ella le prestaba diez guerreros. Cuando ella aceptó se pusieron en marcha hacia Chentan Dzong.
    En una sala del monasterio, Judic y el rey se encontraban solos, puesto a que serían torturados para que el rey confesara una clave para entender los mensajes del Dragón de Oro.
    El rey confesó su amor por Judit, y le dijo el secreto del código. Tex Armadillo los escuchó, y confesó también que Judit era su jefa, ella era “El especialista”. Ahora que ya tenía el dragón, el helicóptero para escapar y la clave, ya no tenía que trabajar para ella, así que tomó su arma y disparó, pero el rey se puso entre ellos y recibió la bala por Judit, quien decidió escapar.
    Nadia se había escabullido al monasterio con su poder de invisibilidad mientras Tensing, los yetis, Jaguar y Dil Bahadur esperaban afuera. Al llegar a la sala, y ver que Armadillo pensaba disparar nuevamente, ella se abalanzó sobre él, empujándolo. Este la golpeó, dejándola inconciente, mientras Tensing decidía que era la hora de actuar. La secta del escorpión salió huyendo cuando vieron a los yetis, mientras el príncipe y Alexander luchaban con Armadillo, quien estaba escapando con la estatua en el helicóptero. Al ver esto, el heredero al trono y su maestro espiritual decidieron ir a curar al rey, pero se dieron cuenta de que ya no podrían hacer nada por él.
    El helicóptero se estrelló, y la estatua del dragón se había fundido en la explosión. El rey pidió a su hijo que se dirigiera a el cuarto en donde se encontraba antes la estatua, confesándole que el verdadero dragón de oro, era una piedra negra con un cuarzo amarillo incrustad en medio.
    Alex y Nadia acompañaron al príncipe, pasando por todas las trampas de la Última Puerta, y final mente, llegaron donde el dragón de oro, para que Dil Bahadur pudiera preguntarle cual sería su Karma.
    El dragón respondió por un idioma que sólo el príncipe entendía que su padre había muerto, que Pema se convertiría en su esposa, y que él y su hijo serían los últimos en reinar. Luego, el reino cambiaría y ya nada sería igual.
    Pronto, Dil Bahadur se convirtió en Rey, e invitó a Nadia y a Alex a volver cuando quisieran, Tensing cumplió su promesa con Grr-Ympr, y Águila y Jaguar festejaron por última vez en el palacio con sus nuevos amigos antes de irse.


    Personajes principales:

    Alex: Maduro “Se sentía como otra persona: había crecido, tenía más seguridad en sí mismo y no había vuelto a sufrir ataques de rabia o desesperación.”
    Protector: “Alexander descendió al barranco en pocos segundos, donde encontró a Nadia hecha un ovillo entre los matorrales, helada e inmóvil, como muerta. El alivio que sintió al comprobar que aún respiraba le arrancó un grito. Lo primordial era sacarla de ese hoyo.”
    Aventurero: Alexander y Nadia intercambiaron una mirada de complicidad, porque ambos habían decidido que de todos modos iban a acompañarla en su próximo reportaje. No podían perder la oportunidad de vivir otra aventura con Kate Cold.”

    Nadia: Valiente: “-Tampo Kachi, niña valiente.- La saludó Tensing.”
    Sabia: “Nadia era un caso especial. Le parecía que a los trece años esa niña era mucho más sabia que ella misma a los sesenta y cinco.”
    Sensilla: “–Creo que estaría más cómoda afuera, con los intocables, que aquí dentro con todas estas cosas, Jaguar. Estoy mareada, no hay un pedacito de pared sin adornos, no hay donde descansar la vista. Demasiado lujo. Me ahogo”

    Dil Bahadur: Crédulo: “-¿Ha visto a los yetis, maestro?
    -Son como dragones, les sale fuego por las orejas y tienen cuatro pares de brazos.
    -¡Qué extraordinario!- exclamó el joven.
    -¿Cuántas veces te he dicho que no creas lo que oyes? Busca tu propia verdad – Se rió el lama.”
    Respetuoso: “Tenía la impresión de que caminaban en círculos, por que el paisaje le parecía siempre igual, pero no manifestaba sus dudas: sería una descortesía para su maestro”
    Inteligente: “-A este lo conoces, Es Dil Bahadur, el monje que descubrió el veneno en el agua color lavanda de la fuente.”



    Reseña:
    Los ojos del perro siberiano.
    Antonio Santa Ana.

    El libro cuenta la historia de un muchacho que vive en San isidro, este cuenta la historia de su vida desde que tenía cinco años.
    El libro habla sobre una familia y una nueva enfermedad que es mal vista y se considera indigna, el SIDA.

    La historia comienza cuando el muchacho tenía cinco años y cuenta cómo era su vida en ese entonces. Su madre se encargaba de cuidar su jardín y su padre de su trabajo.
    Luego de una discusión con sus padres, su hermano Ezequiel, de dieciocho años de edad, decide dejar la casa e irse a vivir solo.
    Un día, cuando el protagonista volvía de su clase de rugby entro por l puerta de la cocina, ya que no podía entrar a la casa por la puerta principal con la ropa sucia. A causa de esto, sus padres no lo escucharon entrar y el muchacho los descubrió en una discusión con su hermano mayor, en donde su madre lloraba y su padre estaba furioso.
    La razón por la que su hermano Ezequiel se había ido de casa era por que había dejado embarazada a su novia y el adre de esta exigía que se casaran. El embarazo de su novia se interrumpió y él decidió negarse.
    El protagonista se había enterado gracias a que con Mariano, su mejor y único amigo, habían logrado chantajear a su hermana, pero no pudieron enterarse del mismo modo por qué razón habían discutido sus padres y su hermano la tarde que él llegó de rugby.
    Pronto la curiosidad le gana y decide ir a interrogar su hermano Ezequiel sin que sus padres se enteren.
    Al visitarlo, conoce al perro siberiano de su hermano, llamado Sacha y también su historia. Luego de un par de preguntas más Ezequiel le confiesa que tiene SIDA.
    Intentando distraerse decide ir a comprarse un libro, en donde al ver las obras de María Elena Wlash reconoció la canción que su hermano le cantaba cuando era bebé.
    Ante la angustia decidió irse y llegó al río, en donde se quedó varias horas pensando. Gracias a que su abuela (la única que seguía visitando a Ezequiel sin ningún tipo de aprensión) lo alentaba, continuó visitando a su hermano.
    Él lo recibe feliz y para su cumpleaños le regala un cd de una banda moderna y lo invita a ir a la cancha a ver jugar a Racing.
    Luego de un tiempo, le dice a Mariano que su hermano que Ezequiel tenía SIDA, y él decide dejar de ser su amigo. Al comenzar las clases, Mariano lo ignora completamente y esto angustia tanto al chico que decide cambiarse de escuela al Nacional de Buenos Aires.
    En una de sus visitas a Ezequiel, él le dice que aprendió a tocar el chelo y le toca una Suite de Bach, también le da como regalo una foto en blanco y negro, donde había una vela iluminando un pentagrama en clave de fa (la clave en donde se toca el chelo).
    Unos días después, decide ir a comprarle un libro a Ezequiel y se encuentra con unos amigos de su padre en la librería, le dijeron que lamentaban mucho que su hermano tuviera Leucemia. El que sus padres hubieran mentido sobre la enfermedad de su hermano lo indignaba mucho.
    Los últimos días de Ezequiel, el muchacho los paso junto a el. Ezequiel decía que era irónico que el los acompañara en sus últimos pasos, cuando Ezequiel le había enseñado sus primeros. Ezequiel murió junto a su hermano, pronunciando unas palabra, las cuales el muchacho no pudo entender y lo tomo como un delirio.
    En el entierro de su hermano, su abuela le dio un video de la película Blade Runner en al que estaba las ultimas palabras de Ezequiel.
    El muchacho se fue a estudiar a EE.UU. y se llevo con el, el chelo de Ezequiel, nunca aprendió a tocarlo, pero siempre lo mantenía afinado.
    Volvió a Argentina y visitó el rió después de varios años, el rió seguía siendo el mismo pero él ya no.



    Personajes principales:

    Muchacho: Astuto. “No pregunté nada. Valoraba lo suficiente mi pequeña vida como para desafiar a mi padre.”
    Obediente: “Yo contestaba: “sí, papá”. Aunque estuviera haciendo la tarea, jugando o mirando la tele, me levantaba, caminaba hasta su estudio y me disponía a aceptar otra sesión de ajedrez.”
    Curioso: “Con Mariano nos propusimos avanzar hasta el fondo del asunto, pero por más que intentamos sobornar a Florencia ella tampoco pudo averiguar nada. Si no se lo habían contado al padre de Mariano debía ser más grabe de lo que imaginábamos.
    Solo tenía dos opciones: preguntarles a mis padres o a Ezequiel”










    Ezequiel: Bromista“-No… no sabía que te… tenías un perro- Tartamudeé mientras me lamía la cara.
    -Están iguales – contestó –, él no sabía que yo tenía un hermano”
    Optimista: “-Si Racing sigue jugando asó, me voy a morir sin verlo salir campeón.- Dijo Ezequiel.
    La muerte.
    Ezequiel me revolvió el pelo con su mano, debe haber visto mi expresión t se rió a carcajadas.
    - No tenés que ser tan literal, si Racing sigue jugando así, vos también te vas a morir sin verlo salir campeón.
    Entonces nos reímos juntos.”
    Responsable: “Ezequiel me contaba qué le daba de comer y cómo la cuidaba, de los libros que había leído para cuidarla bien. Se lo tomaba todo con absoluta seriedad, sabía muchas cosas de los perros del ártico, su historia, sus costumbres y sus diferencias con los perros de origen europeo.”

      Current date/time is Sat Dec 03, 2016 2:38 pm